Crédito fotografía: 
Internet
Estos elementos han sido incorporados con mayor amplitud durante los últimos años y los tabúes respecto a ellos son cada vez menores.

Los juguetes sexuales son un complemento de la vida íntima de muchas parejas y personas que indagan en la creatividad, la entretención y la tecnología, para encontrar nuevas formas de vivir su vida sexual.

Si bien estos elementos han sido incorporados con mayor amplitud durante los últimos años y los tabúes respecto a ellos son cada vez menores, aún existen otros aspectos de los juguetes sexuales que recientemente se encuentran en evolución: uno de ellos tiene relación con la materialidad de ellos y su efecto en el medio ambiente.

Es bajo este concepto que se elaboró un nuevo juguete erótico que es completamente respetuoso con el medio ambiente y no emana ningún tipo de sustancia tóxica, además de ser mucho más compatible con la salud íntima de los usuarios.

José Montero, dueño de la cadena Gran Sex Shop revela que esta tendencia recién llega a Chile pero ya se desarrollaba en otros países desde hace tiempo. “En Estados Unidos incluso puedes encontrar tiendas en que sólo se ofrecen juguetes y cosmética erótica ecológica y orgánica”, relata.

Respecto a nuestro país, la tienda Sex Shop Mayorista ofrece una nueva línea de juguetes sexuales biodegradables de la marca Gaia Eco. Se trata de una línea de vibradores reciclables que están fabricados de BioFeel, un bioplástico compuesto de polimérico mezclado con maicena y que no representa ningún peligro ni impacto negativo en el medio ambiente.

“Cuenta con todas las certificaciones de laboratorio que lo convierten en un producto seguro y muy confiable, además está libre de ftalatos, que es un material que se ha visto que es tóxico y que no debiese estar presente en la fabricación de juguetes sexuales. Además, es hipoalergénico”, explica.

Aparte de las características mencionadas, el juguete incluye distintas velocidades de vibración, su motor es silencioso y su gasto energético es menor a cualquier otro del mercado.

“Otro beneficios de este producto, así como de otros que son biodegradables, es que son muy fáciles de limpiar, un aspecto importante cuando se trata de juguetes sexuales, ya que toman contacto con la piel más íntima que es una zona delicada y que requiere de cuidado”, señala y detalla que sólo se necesita agua y jabón neutro.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X