Crédito fotografía: 
Cedida
El diputado Francisco Eguiguren manifestó que la empresa Merkén, una de las cuestionada en el informe, es uno de los principales proveedores de la zona y que subcontrata el servicio de elaboración y entrega de las raciones, cosa que no corresponde.

La Contraloría General de la República dio a conocer, hace unos días, el informe final de la auditoría a las empresas que se adjudicaron las licitaciones para la entrega de raciones alimenticias a los niños beneficiarios de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) y de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb).

Según el dictamen tanto Junaeb como Junji mantenían una serie de deficiencias en el manejo sanitario de los alimentos que reciben escolares y párvulos en la región Metropolitana. Además, se detalla el no pago de multas por un monto cercano a los $14 mil millones, los que Junaeb no ha cobrado a empresas proveedoras entre 2012 y 2018.

Para el diputado Francisco Eguiguren este informe de la Contraloría es lapidario con el funcionamiento de Junaeb y Junji.

“No han contemplado disposiciones legales ni reglamentarias. La Junaeb cuando controla y audita y detecta un porcentaje sobre el 20 % de incumplimiento está obligada a multar a las empresas y no ha cumplido con eso. Las firmas han sido multadas después de 80 meses. La verdad que aquí el problema que tiene Junaeb es completo desde la elaboración de los alimentos, conservación, manipulación y cuidado y guardado en las bodegas”.

El parlamentario señala que existe un abandono total de la institución con las empresas que entregan las raciones de alimentos de los niños.

“No tienen información de las manipuladoras que trabajan en los establecimientos, no tiene idea cómo se elaboran los alimentos. Hay gente que salía trabajando en Junaeb y trabajaba en la Junji”.

Eguiguren dice con su experiencia de más de 20 años en el rubro de los supermercados conoce cómo es el funcionamiento y el manejo de los alimentos.

“Ellos tienen contaminación cruzada, no respetan las cadenas de frío, no tienen las separaciones que deben tener las distintas categorías de alimentos. No respetan la higiene y la salubridad”.

El diputado indicó que lo más importante debe ser la salud de los menores que reciben estas colaciones.

“Sus madres y padres confían en que sus hijos están superprotegidos en sus establecimientos, pero en la práctica no está ocurriendo”.

Eguiguren señaló que ha solicitado una serie de medidas tras el informe, la primera de ellas es solicitar la renuncia de Jaime Tohá y segundo ejercer las acciones legales para que esto se aclare.

“Además, solicitaremos una auditoría de la misma naturaleza en la Región de Coquimbo. Hemos tenido reuniones con el seremi de educación donde hemos visto lugares que no están siendo suministradas las raciones en las condiciones que corresponden. Queremos que se repita esta auditoría en la zona, para que estemos todos tranquilos, ahora si sale igual que a nivel nacional sería muy malo”.

El legislador RN afirma que una de las empresas cuestionadas es Merkén que es la que cubre a la región. “Esta empresa subcontrata los servicios de elaboración y entrega de las raciones alimenticias , eso no corresponde. La ley permite la subcontratación pero no debe ser mayor al 25 % del total del compromiso de una empresa. Estando Merkén cuestionada se pedirá con mayor razón una auditoría para que se esclarezcan los hechos”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X