• Miriam Rojas, presidenta de la Asociación de Anticuarios de La Serena muestra uno de los objetivos más extraños de los que vende: una afilador de hojas de afeitar. Foto: Andrea Cantillanes.
  • Mauricio Castillo tiene a la venta un escalímetro, instrumento muy utilizado por los antiguos arquitectos. Foto: Andrea Cantillanes.
  • Las monedas y billetes despiertan mucho interés en los niños, quienes se inician en el pasatiempo de la numismática. Foto: Andrea Cantillanes.
  • Las ferias de antigüedades despiertan el interés de todo público, no solamente de aquellos que buscan recordar sus "años mozos". Foto: Andrea Cantillanes.
  • Revistas y discos son siempre los protagonistas de las ferias de antigüedades. Foto: Andrea Cantillanes.
La actividad se encuentra en la plaza Santo Domingo, entre las 10:00 hrs. hasta las 21:00 hrs. Este domingo vivirá su última jornada, prometiendo nuevas experiencias a lo largo del año.

Con la música de los grandes clásicos del ayer de fondo, que a esta altura ya son eternos, se viven los últimos días de la Primera Feria de Anticuarios de La Serena, donde doce personas, que se dedican a la compra-venta de objetos antiguos, harán a sus asistentes viajar a  su infancia y juventud, a través de colores, olores, sonidos y sensaciones transmitidas por los cientos de discos, revistas, juguetes, cuadros, cuchillería que los acompañó durante los mejores años de sus vidas.

La feria funciona en la plaza Santo Domingo, entre las 10:00 y las 21:00 horas, siendo el domingo el día que cerrará sus puertas, a la espera de las futuras ediciones, que tendrán lugar a lo largo de este 2017.

PÚBLICO DE TODO TIPO

Uno de los asistentes fue Roberto López, un trabajador de la construcción jubilado que se encuentra visitando La Serena. Emocionado al ver una revista Estadio, la tomó en sus manos indicando cómo viajó mentalmente en el tiempo, por un segundo, hacia mayo de 1962, cuando se iniciaba la Copa Mundial de la FIFA en Chile.

“Yo era del campo y muy joven. Siempre me gustó el fútbol pero acá no había televisión. La única esperanza para no perderme detalle era escuchar la radio, que igual presentaba dificultades. Era mágico, uno echaba a volar la imaginación y se preguntaba, ¿cómo será Pelé?, ¿cómo serán los estadios?, ¿las camisetas? Para aclarar esas dudas estaba la revista Estadio. Era difícil encontrarla donde yo vivía. Ya más adulto, me puse a coleccionarlas, era una deuda que me tenía conmigo mismo. Hay una edición que me ha sido difícil de encontrar: un especial llamado “El Fútbol por el Mundo”. Me prometí que la encontraría, aunque me tardara toda la vida. Lo malo es que se me está acabando el tiempo”, relató.

Sin embargo, como podría pensarse, no sólo son personas adultas las que gozan viendo y adquiriendo estos productos. Joaquín Guerra es un joven estudiante universitario y asiduo melómano. Dijo que ser un frecuente visitante de ferias de este tipo, con el objetivo de encontrar discos de vinilos de grupos clásicos de los 50`s y 60`s.

“Me gusta la música de ese período, no sólo por su gran calidad, sino por lo que representó para los jóvenes de esa época: la construcción de una identidad propia que uniera a toda la gente joven, idea que se mantiene hasta hoy. Es cierto que hay remasterizaciones en vinilos modernos, pero no se comparan con escuchar los discos de antes. No es lo mismo. Están intervenidos igual que la música digital. No tienen ni ese sonido característico”, apuntó.

MUESTRAS DEL AYER

Uno de los locatarios de esta feria del ayer es Mauricio Castillo, quien se encuentra vendiendo recuerdos familiares, especialmente de su abuelo. Al principio, se muestra receloso de dejar que saquen fotografías a sus productos, debido a que hay muchos que lo hacen con mala intención.

“Existe gente que saca fotos y después va a la PDI inventando que son cosas de su propiedad, para poder sacar provecho de la situación. Todo esto es de mi familia, no hay nada que ocultar”.

Castillo detalló que vende, principalmente, cuchillería, platería y discos de vinilo, pero lo que más llama la atención de quienes visitan su puesto es un curioso objeto que se encuentra en una caja, llamado escalímetro.

“Es una regla que utilizaban los arquitectos para medir las escalas de los planos, antes de que todo fuera reemplazado por programas computacionales. Se han vuelto objetos de colección muy apetecidos, especialmente por estudiantes o profesionales de la arquitectura, que le tienen mucho cariño al tratarse de un vestigio de su profesión”, comentó.

En tanto, Miriam Rojas, presidenta de la Agrupación de Anticuarios La Serena y locataria del clásico “La Bella Época”, señaló que los objetos que despiertan más interés son los vinilos, las fotografías antiguas de la Región, las revistas como Ritmo, Estadio, En Viaje y los cómics de caricaturas, los billetes y monedas nacionales.

“Son reliquias, especialmente para la gente mayor, quienes saben de qué se tratan. Pueden recordar, a través de los objetos, momentos lindos de su vida. Hay muchos que lloran, se acuerdan de las familias. Se pueden transportar en el tiempo. Lo antiguo tenía que durar por siempre”.

Rojas agregó que no solamente la gente de “más edad” se interesa en las antigüedades, sino que también jóvenes y niños, situación que la sorprende gratamente.

“La gente joven los compra por el tema estético. Son objetos hechos por artesanos, no en serie como ocurre hoy. Los buscan para decorar sus casas, son originales y bellos, lucen mucho. Lo más apetecidos por ellos son los aperos de huaso y todo lo que tiene que ver con el campo, para decorar los quinchos de sus casas. En cuanto a los niños, les gusta coleccionar monedas. A veces vienen solos, otras con los padres que le incentivan el hobbie de la numismática. Llegan a nosotros buscando sus primeras colecciones. Lo más emocionante para mí es que después llegan de adultos porque siguen buscando monedas. Me alegra mucho porque uno los vio chicos y con el mismo entusiasmo”, resaltó.

Finalmente, manifestó que lo más raro que vende, o ha vendido, es el shampoo en polvo marca Sinalco, que todavía se encuentra y un afilador de hojas de afeitar.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 
 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X