• La plaza de bolsillo es un pequeño espacio donde las personas pueden comer, conversar o simplemente descansar de la ajetreada vida de hoy. Foto: GORE Santiago
  • Según Erwin Miranda, en el plan de reconstrucción de calle Baquedano, está presupuestada la construcción de plazas de bolsillo. Foto: Andrea Cantillanes.
  • Para Patricio Rubio, director de Arquitectura del MOP, la avenida Francisco de Aguirre es un gran espacio urbano que no es explotado en todo su potencial. Foto: Andrea Cantillanes
Cada vez son más las voces que piden mayor cantidad de áreas verdes en La Serena, de la misma forma que se viene despertando este interés en importantes centros urbanos del mundo.

Las ciudades son órganos vivos y van transformándose con los vaivenes del tiempo, de la economía, de la política y la cultura. No son estáticas como suele pensarse. Una ciudad no es la misma de hace 20, 30 o 100 años. No solamente cambian los edificios, las casas, sino que también la gente y las costumbres que la reinan.

En el caso de La Serena, los primeros decenios del tercer milenio le han traído un explosivo crecimiento, lo que se puede ver en la gran cantidad de grúas presentes en su territorio. Históricamente, esta máquina ha simbolizado, junto al humo de las industrias, la llegada del progreso y de la riqueza. Progreso y riqueza que no llega a todos como suele pensarse.

Esto se puede ver en la importante cantidad de sitios eriazos presentes en La Serena. Este abandono se debe, principalmente, a la falta de recursos, provocando que se transformen en foco de problemas de salubridad y delincuencia. Crecimiento explosivo ha llamado la atención de muchos serenenses, quienes ven, con tristeza, cómo el tramado urbano se traga, día a día, a una naturaleza que pareciera mirar impotente. Todo supuestamente en “aras del progreso”.

Son muchas las voces que se han alzado para pedir el incentivo de la construcción de áreas verdes, tal como ya se viene viendo en las ciudades más importantes del mundo, como Nueva York y Milán, donde las autoridades han entendido que la existencia de estos espacios es importante para mejorar la calidad de vida de la población, que no tienen por qué vivir encerrados en urbes poco amigables.

En Chile, Santiago es la ciudad que ha decidido dar este giro y recuperar espacios públicos con esta finalidad, mediante la construcción de las llamadas “plazas de bolsillo”, que consisten en pequeños sitios donde la gente puede detener el tiempo de su ajetreada vida y disfrutar de una conversación, un café o simplemente almorzar con un poco de silencio y aire fresco.

Muchas llegan a ser como un oasis en medio de este desierto gris, especialmente en la capital nacional, donde ya existen cinco de estas plazas. La primera se hizo en calle Morandé, cerca del Palacio de La Moneda, a la cual asisten, en promedio, mil personas al día, quienes van a comprar en los food trucks disponibles en el sector o simplemente a descansar en su hora de colación.

Un lugar donde detenerse

Roberto Molina es oficinista y es originario de La Serena. Dice ver con nostalgia La Serena de antes, aquella “donde el comercio cerraba entre las 13:00 hrs. y las 16:00 hrs, donde existían más librerías y menos pubs, donde se protegía más la estética patrimonial y la tranquilidad”. Molina cuenta que, tras estar encerrado casi toda la mañana en su lugar de trabajo, le gustaría tener un sitio donde poder almorzar en paz.

“A esa hora lo único que quiero es ir a comer a mi casa, pero los atochamientos y lo caro del pasaje me lo hacen imposible. Así que me gustaría que hubiese un área verde donde ir y sentarme a descansar. Si entras a los locales, están llenos, con mucha gente y mucho bullicio, como que te ahogas ahí dentro. Es como seguir dentro de la oficina. Antes no era así, pero así es la cosa no más”, expresó.

Otra trabajadora que coincide con Molina es Carla Araya, quien trabaja como secretaria. “Estás todo el día encerrado y cuando llega la hora de colación, lo único que quieres es encontrar un lugar tranquilo...para parar un poco. Hoy todo es demasiado rápido y los empleadores te exigen que estés siempre pendiente de tu trabajo. Por eso, encuentro una excelente idea que se piense en hacer este tipo de plazas, donde uno pueda sentarse y disminuir el estrés de la vida moderna”.

Araya fue más allá y muestra su preocupación por la poca atención que tienen las áreas verdes en la ciudad. “Están pendientes de construir nada más. No les importa llenarnos de edificios, quieren que seamos como Santiago. La idea es no repetir ese ejemplo. Es cosa de ver cómo funciona esa ciudad. No quiero que La Serena se transforme en eso”.

Dar vida a las ciudades

Patricio Rubio es director de la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas (MOP). Si bien reconoció que este tema es de incumbencia del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, se aventuró a dar opinión como profesional del diseño arquitectónico. Indicó que crear una plaza de bolsillo no es tan fácil como parece, principalmente, debido a los movimientos burocráticos que implica y a la identidad particular de cada ciudad, dejando en claro que el caso de Santiago fue muy particular:

“Ahí fue el Gobierno Regional quien las introdujo, junto con el intendente Claudio Orrego y el director del MOP de la región Metropolitana. Fue algo circunstancial, porque el terreno vacío donde se hizo era de propiedad del MOP. Eso facilitó los trámites del proyecto. Además, allá tienes una población grande. Son casi 7 millones de habitantes”, apuntó.

Rubio aclaró que las plazas de bolsillo son espacios públicos transitorios que se presentan como una buena forma de hacerse cargo de los sitios eriazos, que se transforman en una fuente de problemas de higiene y focos de delincuencia. Sin embargo, agregó que deben darse varias condiciones para que sean realidad.

“No hay norma que las rija. Hay muchas variables que están en juego. Lo primero es llegar a acuerdo con el dueño del terreno y lo segundo, es que exista voluntad para financiarlas. En Santiago, se hace ocupando espacios municipales o estatales. Las plazas de bolsillo son estructuras baratas: hay que desmalezar, pavimentar y ambientar. Se trata de encontrar un lugar donde uno pueda hacer lo mismo que hace en cualquier parte, como fumar o tomar un café, en un ambiente agradable. No existe una política pública que las incentive. Otro tema son los carros de comida, ya que entran ahí las patentes municipales y tener la voluntad de financiarlo y construirlo, ya que si se trata de un privado, éste también debe pedir autorizaciones”, detalló.

El arquitecto agregó también que debe tomarse en cuenta el lugar donde se quiere edificar la plaza de bolsillo, puesto que solamente serán óptimas si se colocan en lugares estratégicos de la ciudad.

“Hay que detectar lugares exitosos para que funcionen, donde exista alta afluencia de público, que tengan alto impacto, como el centro de la ciudad. En el caso de Santiago, transitan casi tres millones de personas al día. Hacerlas en una población o villa es complicado. No basta con la acción, también hay que darle vida a la obra. Activar los terrenos. La idea es que, en estos recintos, haya puestos de comida, muestras artísticas, bandas musicales. Hay  que ser sensibles a la realidad local y ver las necesidades de la gente. Por ejemplo, puede que acá la población no sea muy aficionada a tomar café, por lo que poner un puesto de café no sea rentable y sea mejor uno de helados. Las plazas son un tema y su real uso es otro. No hay que hacer cosas para el turista solamente. Hay que pensar en espacios para la gente que vive acá y que beneficien, de paso, a los turistas. Es un tema de calidad de vida”, explicó.

Finalmente, echó a volar su imaginación y propuso lugares donde se podrían llevar a cabo instancias de recuperación de espacios, como las plazas de bolsillo en La Serena.

“Hay hartos lugares donde hay harto flujo de personas y se pueden hacer cosas, como Balmaceda, entre Brasil y Prat, Balmaceda con O´Higgins, Prat, Cordovez y la Avenida de Aguirre, donde se podrían hacer hasta paseos peatonales. Cerrar esas calles y poner puestos y espectáculos, para dejar tranquilo el centro, integrar al comercio que está lejos y que los turistas conozcan mejor nuestra ciudad”, comentó.

Ciudad amigable

Sobre este planteamiento, el alcalde de La Serena, Roberto Jacob, señaló que es una buena propuesta para, no solamente algunas recuperar áreas verdes de la comuna, sino que, además, dar una mano a los emprendimientos locales con la instalación de los carros de comida rápida.

“Había una idea para hacer una en el centro, donde instalar unos ocho a nueve food trucks de calidad que atendieran a los oficinistas en su hora de colación. Es una buena forma de apoyar a los microempresarios, para que se instalen con pequeños cafés, restaurantes. Formar un bonito paseo. Las plazas de bolsillo son una opción válida para aprovechar pequeños espacios que se encuentran sin ser utilizados realmente por la población”, resaltó.

Jacob admitió que el Municipio se encuentra en deuda con la instalación de mayor cantidad de suelo usado para áreas verdes, reconociendo que siempre existirá un desequilibrio entre áreas verdes y construcciones en la comuna, pero que lo importante es tener la presencia de la mayor cantidad de áreas verdes posibles.

“Es cierto que con el correr de los años, las áreas verdes han disminuido, porque las áreas verdes y los terrenos agrícolas han disminuido, convirtiéndose en zonas urbanas. Hoy en La Serena está predominando la construcción. Tenemos que hacer más esfuerzos porque estamos al debe en este tema”, puntualizó.

Aún así, el edil enfatizó que La Serena es una ciudad amigable, independiente de los problemas que tiene como cualquier ciudad moderna.

“De hecho, mucha gente de afuera quiere venir a vivir acá. Eso es indicio de que su calidad de vida, es tanto para los turistas como para los serenenses. Vivir en La Serena es un privilegio. Ojo, que no estoy diciendo que sea un vergel, un paraíso. La Serena es una ciudad amigable con sus habitantes, con todos los problemas que tiene, como todas las ciudades”, manifestó.

Jacob consignó además que existen otras ideas en carpeta, además de las plazas de bolsillo, para incentivar la mayor presencia de áreas verdes, que se ha ido perdiendo debido al explosivo crecimiento que vive la urbe, destacando que, con su implementación, buscarán que los habitantes de La Serena sean realmente felices viviendo acá.

“Queremos más áreas verdes, más juegos en las plazas, más lugares de esparcimiento, más iluminación. También, todo lo que ayude a la vida sana, como más campos deportivos, más máquinas de ejercicios. Son pequeños detalles que marcan diferencias. Hoy se utiliza mucho el concepto de felicidad y un puede ser feliz con poco. Ahora debemos descubrir qué es eso “poco” que nos hace felices, que realmente es lo que requerimos, para tener una ciudad más felices”.

En tanto, el seremi de Vivienda y Urbanismo, Erwin Miranda, manifestó que la cartera tiene en carpeta la construcción de plazas de bolsillo en el sector de Baquedano, esperando que esta experiencia sea exitosa como ha ocurrido en Santiago, para así replicarla en otras ciudades de la Región, como La Serena.

“Encuentro acertada la construcción de esta tipología de plazas y que no se piense solamente en los grandes parques y en los grandes edificios públicos. Hay muchos espacios en las ciudades que se convierten en intersticios urbanos, que son lugares donde la inversión pública es compleja. Ya hay casos en el país en que las plazas de bolsillo han sido exitosas. Por esta razón, en el futuro plano de renovación urbano de Baquedano, donde se van a realizar demoliciones de vivienda, esperamos integrar espacios de estas características y en sectores que estén bajo el programa Quiero Mi Barrio, para así formar espacios donde la gente se pueda congregar a hacer vida urbana”, concluyó.

En datos:

5 son las plazas de bolsillo que existen en Chile. Todas en Santiago

2020 es el año en que está presupuestado que la conurabción La Serena y Coquimbo se conviertan en una zona metropolitana

500 mil es la cantidad de habitantes que tendría la conurbación para el 2020

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X