Crédito fotografía: 
Cedida
Tal como se anunció y fue publicado por El Ovallino el pasado 21 de febrero, la sede actual del Hospital de Ovalle servirá como centro de aislamiento y derivación de pacientes con sospecha o con contagio confirmado de Covid-19 a partir de abril. Contará con 40 camas de cuidados intermedios e intensivos.

El Ovallino

El pasado 21 de febrero, y así lo señaló El Ovallino en su momento,  las autoridades regionales indicaron que la sede antigua del Hospital de Ovalle serviría como centro de aislamiento para pacientes en observación o confirmados con contagio de Covid-19 o Coronavirus. Tal medida emanaba de un decreto del Ministerio de Salud que adelantaba la entrega de cinco nuevos hospitales en el país y el uso de las sedes antiguas como recintos de aislamiento.

En ese sentido y ya que la próxima semana inicia el traslado de pacientes hospitalizados a la nueva sede en Altos de Tuqui, el Servicio de Salud de la Región de Coquimbo iniciará a su vez la habilitación de la sede para los fines convenidos en la emergencia nacional.

De casi 140 camas dispondrá el viejo recinto para atender a los pacientes contagiados en sus distintos niveles.

Llenando un vacío

La primera etapa de la habilitación debe esperar necesariamente al traslado de los pacientes hospitalizados hacia la nueva sede, gestión que iniciará desde este próximo lunes 23, según tiene previsto el mismo hospital.

Según el calendario de traslados a partir del próximo lunes los servicios de Pediatría y Neonatología, Ginecología y Obstétrico comenzarían su traslado y funcionamiento en el nuevo recinto, mientras los servicios de Medicina tendrán su turno el martes, los de Cirugía y UPC el miércoles y la unidad de Emergencia se mudaría el jueves.

El encargado de la habilitación y traslado del Hospital Nuevo de Ovalle, Juan Pablo Figueroa, indicó que la próxima será una semana trascendental para el funcionamiento del nuevo recinto de salud, ya que “desde el lunes 23 se inicia el traslado de los pacientes hospitalizados en las áreas de Pediatría, Ginecología y Obstetricia, algunos pacientes hospitalizados y otros de los pensionados, quienes serán trasladados por ambulancias del hospital y del Samu durante todo el día.

Indicó que durante la semana la comunidad verá los traslados de las ambulancias y tendrá que entender que es parte del proceso de cambio al nuevo recinto hospitalario.

“Esto se decidió así porque hemos ido ejecutando un plan para disminuir los pacientes hospitalizados para poder hacer el traslado del menor número de pacientes. Durante todos estos días tendremos un equipo trabajando en la Unidad de Emergencia del Hospital nuevo, un equipo de profesionales y funcionarios, que van a hacer el rol de reanimador, porque si uno de estos pacientes que va a ser trasladado se descompensa podrá ser atendido inmediatamente al llegar al nuevo hospital, para evitar así trasladarlo a otro servicio”.

Emergencia el jueves

Refirió que ese mismo grupo de profesionales y funcionarios, cuando la nueva Unidad de Emergencia inicie funciones, se irá al hospital antiguo para poder tener un grupo de respuesta que pueda orientar a algún paciente que pudiese llegar buscando atención.

Consultado por el momento en el que la emergencia pudiera estar funcionando en el nuevo recinto, Figueroa indicó que sería a partir del jueves que estaría atendiendo al público.

En cuanto al proceso de consultas y horas médicas que muchas habrían sido suspendidas por la contingencia del Covid-19, el galeno indicó que independientemente de la contingencia, esta semana estaba establecida como la semana del traslado.

“Ya habíamos casi suspendido la atención del policlínico para la ejecución del traslado y para el reconocimiento de las nuevas áreas y dependencias, considerando que son instalaciones completamente distintas. Durante toda esta semana los funcionarios se han estado  mudando a las nuevas instalaciones, han recibido capacitaciones, entrenamientos, han conocido todas las dependencias, no solo las de su área laboral, por lo que ha sido una semana muy importante para la capacitación y formación del equipo humano del hospital”.

Aclaró que la reprogramación de pacientes va a depender más de las condiciones de la emergencia sanitaria, que de las condiciones del Hospital.

“Nosotros esperamos que nuestro Hospital, para lo que es atención abierta ya pudiese abrir las puertas el lunes, pero la emergencia sanitaria nos coloca un tiempo distintos para nuestras agendas, porque en los próximos 15 días no tendríamos atenciones, excepto algunas emergencias y unos policlínicos muy especiales”.

 Asimismo las unidades de psiquiatría, otorrinolaringología, anatomía patológica y oftalmología continuarán funcionando en las antiguas dependencias hasta tanto estén listas las nuevas sedes para su traslado efectivo.

Igual la mudanza se ha hecho de manera gradual en cada una de las áreas, aprovechando la pausa en las consultas regulares para que los médicos y paramédicos del área de pediatría puedan comenzar con las consultas en la nueva sede a partir de la próxima semana, y que el lunes solo tengan que trasladarse los pacientes hospitalizados.

Por lo pronto y para evitar congestión de usuarios y pacientes en las áreas del actual recinto, están congeladas todas las consultas médicas, realizándose apenas algunas consultas de pacientes crónicos, que tienen tratamientos específicos o embarazos de alto riesgo, aunque se les cita en horario con poco flujo de usuarios, aunque ya desde el lunes estarán en consulta y observación en el nuevo hospital.

Centro de Coronavirus

En tanto la subdirectora de Gestión Especial del Servicio de Salud de la Región Coquimbo, Alejandra Álvarez, explicó a El Ovallino que la habilitación como receptor de casos con Covid-19 se iniciará casi a la par de la mudanza.

“El Hospital antiguo de Ovalle se está trabajando en la habilitación, inicialmente en esta primera etapa tiene que ver con la desocupación de las dependencias, y eso está dado en el traslado de los pacientes hacia las dependencias nuevas del Hospital de Ovalle. El hospital antiguo va a quedar con su equipamiento y es por ello que vamos a aprovechar ese equipamiento para poder habilitar camas nuevas.

Aseguró que la transformación de camas y la habilitación de camas críticas, tiene que ver con la compra de algunos insumos, por ejemplo centrales de monitoreo y catres eléctricos para el uso de pacientes críticos.

“Eso ya está siendo adquirido, y una vez que ocurra el traslado de pacientes que sería la próxima semana, ya vamos a poder trabajar en pleno para la habilitación total de las camas que vamos a tener para el hospital de contingencia, para tenerlas listas aproximadamente entre el 10 y el 15 de abril. El hospital antiguo va a contar con 16 camas de Unidad de Cuidados Intensivos, 24 de camas de Cuidados Intermedios y 98 camas básicas”, especificó Álvarez.

Advirtió que las fechas pueden variar según se adelante o retrasen las labores de habilitación.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X