• Los recolectores de residuos domiciliarios dieron un ultimátum a la municipalidad de Coquimbo para que pague deuda o irán a paro a partir del próximo lunes.
    Los recolectores de residuos domiciliarios dieron un ultimátum a la municipalidad de Coquimbo para que pague deuda o irán a paro a partir del próximo lunes.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Les adeudan bono que el gobierno ya habría transferido al municipio y en esta entidad les han dicho que no se ha cancelado porque no tienen firmado contrato aún con las empresas de recolección como Tasui y Demarco. Sindicatos de ambas compañías le dieron un ultimátum.

Dirigentes de los sindicatos de las empresas Demarco y Tasui, que son las que realizan la recolección de residuos domiciliarios en la comuna de Coquimbo, confirmaron que el municipio les adeuda un bono que se cancela mensualmente y que de no ser cancelado a más tardar el jueves inician una huelga indefinida.

De acuerdo a lo explicado por el presidente del Sindicato Nº1 de Tasui, Jorge Alvarado,  Desde el año 2014 y por negociaciones a nivel nacional a los trabajadores y trabajadoras recolectores de residuos domiciliarios el gobierno les cancela un bono mensual, el que se hace llegar por intermedio de los municipios, sin embargo, en el caso de Coquimbo, en lo que va del año hasta ahora no se les ha cancelado ningún mes.

Se trata de un bono de un poco más de un millón de pesos anuales y que se cancela parcelado en 12 cuotas.

En Coquimbo

Alvarado sostiene que lo que ocurre en Coquimbo es que el municipio no ha dado curso a la cancelación de mencionado bono, argumentando que no tiene contrato con las empresas que les presta el servicio de recolección de basura, ese situación es la que no ha hecho posible que se cancela lo que reclaman los dirigentes.

“Las platas están estancadas en el municipio porque no se ha firmado contrato por más de tres meses, ya que el anterior estuvo vigente hasta el 31 de enero, la municipalidad no ha firmado nuevo contrato con Tasui ni con Demarco, con ambas empresas”, señaló Jorge Alvarado.

El dirigente comentó que ayer por la tarde se reunieron con representantes de la municipalidad, quienes les aseguraron que hoy firmarían los contratos y que el miércoles ya se podrían liberar los dineros, pero nos dirigentes indican que si bien esperan que se cumpla lo acordado tienen algún grado de dudas, ya que no es un trámite tan rápido como lo muestra el municipio coquimbano.

“Nosotros escuchamos lo que nos dijeron, pero el ultimátum es este:  Si de aquí al jueves no se paga y sabemos que no se ha firmado nada, nosotros vamos a hacer un paro, tanto la gente de Demarco como Tasui. Que quede claro, que si de aquí al jueves esto no está solucionado, el próximo lunes iniciamos un paro”, aseguró Alvarado.

Agregó que el municipio también les argumentó que no se había cancelado, primero porque no tenían recursos y porque no había contrato con las empresas recolectoras, el que se encontraba en la Contraloría, la que no lo había liberado aun a consecuencia de la pandemia, lo que no convence mucho a los trabajadores.

Hasta ahora cumplen el trabajo

Los representante de los trabajadores de las empresas recolectoras de residuos domiciliarios, aseguraron que a pesar que desde hace tres meses que no les cancelan el bono, ellos han seguido cumpliendo sus funciones, a pesar de la contingencia. En el caso de Tasui, indicaron que la compañía ha estado enviando a gente en cuarentena de 14 días de manera preventiva y no estar exponiéndolos a todos. “Se mandan de a 20 personas, pero los que nos quedamos hacemos todo el trabajo igual”, dijo  Jorge Alvarado.

Por su parte a delegada sindical de la empresa Demarco,  Soledad Morales, ratificó lo señalado por otros dirigentes y referente al acuerdo de que se cancelará de aquí al jueves, mencionó que “estamos a la espera y si no hay una solución el lunes nos vamos a paralizar”.

Mencionó que entre las dos empresas son cerca de 400 trabajadores y trabajadoras que paralizarían sus actividades en la comuna de Coquimbo.

“Nosotros escuchamos lo que nos dijeron, pero el ultimátum es este:  Si de aquí al jueves no se paga y sabemos que no se ha firmado nada, nosotros vamos a hacer un paro”. Jorge Alvarado, presidente del Sindicato Nº 1 de Tasui.

Trabajadores en primera línea

El concejal Guido Hernández, quien propició la reunión entre  el municipio y los recolectores de residuos domiciliarios, indicó que  entiende sus reivindicaciones y que estén inquietos en la demora del pago del bono que se les adeuda.

“Los trabajadores sienten que ellos han hecho la pega y que han estado presentes en la primera línea durante la contingencia, que han jugado un rol fundamental y sienten que no pueden existir demoras administrativas que impidan pagar un bono, que por lo demás, viene desde el nivel central”, dijo el concejal.

A la espera

De todas formas, el concejal Hernández precisó que la ha solicitado a los trabajadores y trabajadoras que esperen antes de tomar cualquier medida de fuerza, porque eso pone en complicación el funcionamiento de la ciudad. Por lo mismo, generamos esta reunión para generar tranquilidad, pero también hago un llamado a la administración municipal para que el pago de este bono se haga rápidamente cosa de darle tranquilidad cada uno de los dirigentes y a los trabajadores que están muy pendientes de esto”.

Finalmente, los dirigentes dijeron estar conscientes de que su rol es muy importante, pero también tienen necesidades que cumplir. De paso hicieron un llamado a la comunidad para que al deshacerse de la basura desinfecten con cloro a las bolsas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital