Crédito fotografía: 
El Día
Desde el oficialismo analizaron con pesar la derrota, y aseguraron que es un llamado de atención de cara a los comicios presidenciales y parlamentarios. Desde otros sectores miraron con mejores expectativas el triunfo de Krist Naranjo.

La caras no estaban alegres en el oficialismo tras el resultado electoral de ayer. Y por cierto, quien no escondió su desazón fue el propio Marco Antonio Sulantay, quien además de admitir que “tengo la intención de ser candidato a diputado”, reconoció que se trató de una derrota dura, pero en buena lid.

“De todas formas, quedamos preocupados, viendo los resultados a nivel nacional. El país se está izquierdizando de una manera muy preocupante, y por supuesto voy a estar disponible para defender a mi país y a mi región. Espero que esta factura que está pasando hoy no sea muy fuerte e impagable para nuestra zona”, aseguró.

Sin embargo, enfatizó que “si la gente decidió por otras ideas, o poquitas ideas, hay que respetarlo. Estará por verse si ese ideario lleva a la región al desarrollo”, argumentó.

 

Análisis varios

Desde el oficialismo, sintieron el golpe de una derrota contundente. El diputado Juan Manuel Fuenzalida (UDI) considera que “la baja participación del padrón electoral es un aspecto que no podemos dejar de considerar, porque mucha gente de nuestro sector definitivamente no participó. Como oficialismo tenemos que replantearnos muchas cosas, tenemos que ver como seguir trabajando y reencantar a las personas. Esta derrota nos dejó con un sabor amargo, pero tenemos que pensar en las parlamentarias y en las presidenciales”.

A su juicio, “la gente castigó a la política tradicional y optó por una candidata, entre comillas, independiente. Hay que aprender de lo ocurrido en las últimas dos elecciones. El Gobierno también tiene que hacer su autocrítica de la forma como está haciendo las cosas. Los partidos queremos un nuevo trato, donde se nos incluya, porque los resultados demuestran que se han hecho las cosas mal”.

El diputado Matías Walker (DC), señaló que “esta elección de gobernadores se polarizó, entre un candidato de derecha y una candidata de izquierda. Ésta última capitalizó el descontento que existe con los bloques tradicionales, aunque tenemos que saber capitalizar el 25% que obtuvo Ricardo Cifuentes en primera vuelta”.

Walker sólo espera que “Krist Naranjo trabaje para toda la región y que podamos trabajar en conjunto, todas las autoridades, por el desarrollo sustentable y la creación de empleos. Los proyectos de inversión pública y privada son importantes, y creo que ella misma se dará cuenta, durante su gestión, de la importancia de aquello. Le ofrecemos toda nuestra colaboración”, subrayó.

Por su parte, el diputado Daniel Núñez (PC) se mostró contento con el resultado, considerando que su partido le entregó un apoyo irrestricto para esta segunda vuelta a Krist Naranjo. “Estoy muy alegre con su triunfo. Esto ratifica los anhelos de cambio y los deseos de la Región de Coquimbo, que se han plasmado en un rostro nuevo y de una mujer. Estoy seguro de que vamos a poder hacer un trabajo junto con la ciudadanía y las organizaciones sociales para tener un desarrollo sustentable, que sea también con equidad social. Estoy disponible para apoyar en todo lo que requiera”.

 

Balance

El intendente regional, Pablo Herman, felicitó a la futura gobernadora. Sin embargo, reconoció que “hubiésemos esperado una mayor participación. Desde octubre, cuando asumí en mi cargo, ya comenzamos a trabajar en el traspaso, y en ese sentido, estuvimos generando modificaciones en el edificio del Gobierno Regional, sobre todo para que el Core vuelva al Gore. Lo que esperamos es poder trabajar en conjunto, porque así gana la Región de Coquimbo”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X