• El diputado Juan Manuel Fuenzalida (UDI) conversó con El Día sobre las críticas que emitió hacia el trabajo de su propio Gobierno. Señaló que no hubo mala fe y que seguirá en esa línea si no ve un cambio de actitud real.
Crédito fotografía: 
Leonel Fritis
El diputado gremialista abordó la génesis del llamado de atención que les hizo a las autoridades de gobierno regionales. Confesó que no hubo “mala fe” y aseguró que el trabajo en terreno será fundamental para reconquistar la ciudadanía que se alejó del Gobierno. “Yo seguiré siendo crítico si no veo un cambio real”, expresó. Además, fue claro al decir que no por temor a las funas “nos convertiremos en un Gobierno oculto, eso no puede pasar”.

El diputado UDI, Juan Manuel Fuenzalida, conversó sobre los motivos que lo llevaron a criticar la pasividad de los seremis para difundir la labor del Gobierno tras el 18 de octubre. Comentó que las ‘funas’ no pueden ser impedimento para desplegarse en el territorio, sobre todo en este periodo “complejo”.

También abordó su postura por el Rechazo a una nueva Constitución y los principales desafíos que se avecinan de cara al proceso constituyente.

-Se ha comentado que fue una situación que vivió en el Teatro Municipal de Vicuña la que lo motivó a emplazar a los seremis y directores de servicio a salir a terreno ¿Qué fue lo que pasó?

“Mi postura es súper clara, cuando tú tienes que asumir una actitud de Gobierno la labor es difundir lo que se hace. Yo venía observando hace tiempo que eso no se estaba cumpliendo y lo digo desde la perspectiva de la experiencia porque fui seremi e intendente y conozco bien la función. Yo expuse mi visión y ahora de verdad espero que hayan hecho la autocrítica, tengo la esperanza que marzo será una etapa renovada porque salir a terreno es fundamental para hacerle frente a esta situación compleja en la que está el Gobierno. Yo seguiré siendo crítico si no veo un cambio real, necesitamos interactuar con la ciudadanía y no con los dirigentes de siempre”.

-También se ha dicho que las autoridades no hacían actividades porque se estaban ‘resguardando’ por temor a las funas ¿Usted cuestiona ese argumento?

“Es que ese no es un argumento válido. Esta situación fue comentada en varias actividades en las que yo participé y yo ya lo percibía y por eso hice la crítica. Necesitamos un Gobierno más activo y que apueste por reencantar a la ciudadanía que hoy no está encantada…también lo escuché de varias personas de mi sector, entonces no podemos tenerle miedo a las funas y escondernos, nosotros tenemos responsabilidades con el Gobierno y con la misma gente”.

-¿Y no cree que hubiese sido mejor hacer esa crítica en la interna? porque el Gobierno está en una situación difícil

“Es que todo tiene límite. Ya lo había dicho de una manera más blanda y se lo había planteado a varias personas. Esto fue real yo lo vi y lo experimenté, no me lo dijo nadie. No por temor a las funas nos convertiremos en un Gobierno oculto, eso no puede pasar”.

-¿Y estos llamados de atención no friccionaron las relaciones?

“Para nada. Esto no fue motivo de división, creo que no hay mala fe de nadie. Uno comenta lo que ve en terreno y supongo -y también sé- que se adoptaron todas las medidas para hacerle frente. Creo que mis críticas permitieron sacar de una burbuja a varias autoridades que no estaban entendiendo la función que debían tener. Si aquí es fácil, hay que trabajar para el Gobierno y la ciudadanía  y no se estaban cumpliendo ninguna de esas dos funciones”.

PERIODO DE PROPAGANDA

-El miércoles comenzó el periodo de propaganda y las campañas se ven austeras ¿Cuál es la lectura que hace? ¿Qué es lo que demanda la ciudadanía en este momento?

“Mi postura es la misma que la del 15 de noviembre cuando se firmó el Acuerdo por la Paz y una nueva Constitución, yo voy por el rechazo. Chile Vamos realizará hoy el lanzamiento oficial de la postura en la región a eso del mediodía. Aquí lo importante es poder informar, porque cuando uno le explica a la gente lo que es la Constitución ellos te dice ‘ah entonces sólo necesita unos cambios’. Queremos informar y aquí no hay campañas del terror, yo soy consciente que debemos hacer algunas modificaciones importantes, por ejemplo, hoy aparecen los derechos de los emprendedores o el de garantizar mayor seguridad”.

-Los partido que integran el comando del Apruebo llevan varios años con ese despliegue territorial ¿El Rechazo está en desventaja?

“Nosotros vamos a informa de manera objetiva y claro que hay una desventaja porque los de la exNueva Mayorí vienen con este juego hace como 6 años y fue tanto que lo lograron meter dentro de las demandas sociales y, bueno tenemos que hacerle frente a eso y seguir trabajando de manera paralela a nuestra actividad parlamentaria”.

PROYECCIONES EN EL CORTO PLAZO

-El proceso constituyente es una parte, también está el trabajo que deben retomar los parlamentarios y hay posturas muy dispares sobre todo con las discusiones que quedaron pendientes tras el receso ¿Se podría generar un ambiente de polarización mayor?

“La forma de legitimarnos es trabajar en los proyectos de ley que están en el Congreso y que son urgentes para la gente, como la jornada laboral o la infraestructura crítica, temas que deben salir sí o sí en el primer semestre del año para darle más estabilidad al país, porque es probable que con este proceso haya incertidumbres jurídicas y también económicas. Respecto a lo otro, siento que debemos ser capaces de entregar todos los antecedentes a la ciudadanía para que el 26 de abril tome una decisión informada y en esa carrera no podemos caer en la polarización porque no es sana para la democracia, no es bueno. Los chilenos que creemos en ella tenemos claro el objetivo, proponemos distintas formas pero no podemos caer en la polarización”.

-Ustedes apuestan por la vía de las reformas ¿Cómo se le garantiza a la ciudadanía que esos cambios o modificaciones sí se van a realizar, en salud o pensiones?

“Porque son parte de un proceso de modernización, la ley de AFP es de 1980 y hoy hay una modificación que viene de la ley de pensiones y que establece una serie de nuevos estamentos donde podrán participar, incluso, los mismos empleados para formar sus organizaciones y administrar sus fondos de manera que ellos entiendan que las utilidades se podrán reinvertir en ellos mismos. Hoy los hombres se jubilan a los 65 y las mujeres a los 60 años y el Estado premiará a los que se jubilen más tarde. Entonces hay una serie de modificaciones que ya se están haciendo y que no necesariamente deben estar en la discusión de una nueva Constitución. La Carta Magna tiene que garantizar a derechos y eso ya existe. Si yo quiero remodelar la casa no es necesario derribarla entera y construirla de nuevo, se pueden hacer reparaciones. Aquí el tema es que la izquierda más extrema ha metido el tema de  la deslegitimidad  que tienen los actuales representantes para hacerlo”.

-Pero hay encuestas que demuestran la baja aprobación del Congreso, el presidente y de la clase política en general

“Es que aquí veo que intentan hacer una especie de populismo. Los señores Boric (Gabriel) y Jackson (Giorgio) partieron diciendo que había que bajar la dieta parlamentaria a la mitad e hicieron toda una campaña, pero al final del día no estaban rebajando el costo de un parlamentario. Y así han ido metiendo temas que fueron deslegitimando al Parlamento. Si tú me preguntas a mí, el Congreso es un tanque a pedales y muchos de los que llevan tiempo ahí se acostumbraron a eso. Necesitamos cambios como la ley que va a impedir la reelección indefinida de los parlamentarios y que va  a operar con efecto retroactivo, yo de verdad espero que para el próximo periodo tengamos un cambio y una modernización pero debemos impulsarlos”.

 -Hasta ahora se ha visto escasa voluntad política ¿Qué garantiza que eso cambiará?

“Nosotros apostamos a informar a la gente ya no podemos seguir con la teoría. La mejor forma de cambiar esto es siendo derecho, dando la cara y poniéndole el pecho a las balas, aquí muchos son populista y me ha tocado verlo. La función de un parlamentario es presentar proyectos de ley, aprobarlos o rechazarlos y hacer modificaciones, pero cuando hacen una fiesta en torno a un tema que al final del día no es parte de la función parlamentaria, entonces ahí la gente se decepciona”.

-¿Usted ha cumplido con esa función? La izquierda critica el eslogan de ‘reformar’ que propone el comando del Rechazo y dicen que ese grupo jamás ha impulsado un cambio…

“Yo he hecho varias propuesta, por ejemplo la posibilidad de eliminar los proyectos de resolución que no sirven para nada y son pura pérdida de tiempo, acotar lo que son las comisiones investigadoras porque tenemos para todo tipo y algunas no se justifican, hay 10 diputado metidos en temas que no son relevantes cuando podríamos estar generando leyes. También he planteado fusionar varias comisiones…Yo creo que el problema del Congreso es que no está acorde con lo que requiere la ciudadanía”.

-¿Y los parlamentarios?

“Puede ser, pero aquí hay muchos que se achancharon con  el procedimiento que existía. Cuando yo digo que deberíamos fusionar las comisiones hay gente que me dice que no. Mira yo creo que el Parlamento se validará cuando empiece a sacar las leyes acorde a los tiempos que espera y necesita la gente, no puede ser que un proyecto esté 7 años y esa es una pelea que estamos dando varios parlamentarios de manera transversal”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital