Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Si bien el balance general es positivo, ya que se logró descongestionar en parte el borde costero, existen desvíos a mejorar, especialmente en el sector de Peñuelas. Uno de los principales problemas que se evidenciaron fue la desinformación de la ciudadanía, sobre todo de turistas.

Ayer comenzó a funcionar el Plan de Contingencia y Descongestionamiento Vial para la Avenida del Mar de La Serena y la Costanera de Coquimbo, que se pondrá en marcha los viernes y sábados, a partir de las 20:00 horas, durante la temporada estival.

Si bien el balance general es positivo, ya que se logró descongestionar en parte el borde costero, existen puntos a mejorar, como los desvíos, especialmente en el sector de Peñuelas, el tiempo de los semáforos y el acceso de la locomoción colectiva.

Otro de los principales problemas que se evidenció fue la desinformación de la ciudadanía. Así se confirmó en un recorrido que realizó un equipo de El Día, en el que se pudo apreciar que la gran mayoría de los conductores no tenía conocimiento del cierre de algunos accesos y de los cambios que se estaban implementando.

La mayoría de los automovilistas, al observar el personal policial y las barreras instaladas que cortaban la ruta, se preguntaban si había pasado algún accidente o si se estaban realizando algún procedimiento policial. Carabineros debía explicarles la situación y entregarles las rutas alternativas que tenían que tomar para llegar a su destino.

“Vengo de Santiago y llegué el jueves, no tenía idea que iban a realizar este tipo de medidas. Estoy arrendando un departamento frente al Faro, salimos al supermercado a comprar y ahora me dicen que tengo que darme la media vuelta para llegar. Deberían informar mejor”, manifestó Sergio, visitante de la Región Metropolitana.

Recordemos que los puntos considerados en este plan se ubican en el sector de El Faro de La Serena, en la intersección de Avenida Francisco de Aguirre con Antonio Aguilar. Allí, desde la calzada norte de la Avenida se hace un desvío hacia la mencionada calle

Otro sector intervenido es Cuatro Esquinas con Ruta 5, donde se hacen modificaciones para promover la salida de los autos y restringir el acceso hacia ese sector. Lo mismo en Peñuelas.

El cuarto punto se ubica a la altura de Gerónimo Méndez con Ruta 5. Allí se limita el acceso hacia ese sector, promoviendo un tránsito más fluido y descongestionando de la Avenida del Mar y la Costanera.

Cabe mencionar que las autoridades han insistido en que es un plan dinámico y de acuerdo con el funcionamiento, se va a ir modificando en algunos lugares.

La general Berta Robles, jefa suplente de la IV Zona de Carabineros, indicó que lo importante es que se cumplió con el objetivo de ordenar el tránsito en el borde costero. “Logramos descongestionar cruces importantes como Cuatro Esquinas, Peñuelas y El Faro. Se logró evacuar en un horario prudente. En los días anteriores hemos tenido hasta las 23:00 horas con movilización de vehículos”, señaló la oficial policial.

Robles criticó el accionar de algunas personas que, pese a estar cerca del horario del toque de queda, poco les importó el plan y no tenían ninguna intención de regresar a sus hogares.

“Se hizo perifoneo desde alrededor de las 21:30 horas para que comenzaran a movilizarse con sus autos y nos sorprende que el movimiento de las personas comience recién en el filo del horario de toque de queda”, señaló la general.

Quien también coincide en una buena evaluación del plan, es el vocero de gobierno, Ignacio Pinto, quien sostiene que en pocos días se pudo implementar el plan de descongestión vial. “Claro que existen algunas situaciones que estamos evaluando, pero como primer día es positivo”, afirmó el seremi de Gobierno.

Pinto lamentó que las personas que se trasladaban a la Avenida del Mar lo hicieran con tanta cercanía al horario del toque de queda. “Esto habla de poca conciencia de las personas, por eso el llamado es a seguir con la prevención”, agregó la autoridad.

A su vez, el general Pablo Onetto, jefe de la Defensa Nacional, reconoció que pudo faltar información para los turistas que no están muy al tanto de las noticias locales. “Además, tomamos unas cuatro decisiones respecto a la locomoción colectiva, algunos semáforos que tenemos que mejorar, segmentar la entrada a la caletera de Peñuelas y nos permitió ver que no estábamos tan equivocados en que a las 21 horas baja mucha gente que llega a pasear”, indicó el militar.

Respecto a este plan piloto, los empresarios de la Avenida del Mar en su mayoría se encuentran conformes con su aplicación, María Antonieta Zúñiga, gerenta de Barrio del Mar, indicó que la congestión vial es algo que se ve año tras año en el sector. “Por eso cualquier mecanismo de ayuda o estrategia que puedan poner en marcha y que contribuya a descongestionar el borde costero es positiva, sobre todo para que las personas puedan llegar a sus casas en el horario que corresponde antes del toque de queda, Nosotros vamos a estar dispuestos a colaborar para que este plan piloto que se implementará viernes y sábado logre los resultados esperados”, sostuvo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X