Crédito fotografía: 
El Día
A dos años de asumir, la máxima autoridad regional contó cómo ha sido estar al mando y hacerle frente a diversos panoramas como el terremoto de 2019, la preparación del eclipse total de sol de julio del año pasado y el estallido social. También confesó que había decidido emprender una carrera por la gobernación regional pero que el escenario cambió y decidió permanecer en el puesto “porque era lo correcto”.

La jefa regional, Lucía Pinto, conversó con El Día con motivo de los dos años que cumplió el Gobierno de Sebastián Piñera el pasado 11 de marzo y lo que ha sido para ella estar al mando de la región, si bien dice que no es momento para hacer balance, recuerda que tras el 18 de octubre el escenario nacional cambió.

Pinto también abordó uno de los temas que mayor incertidumbre ha generado en la esfera política y lo que fue su decisión de permanecer en el cargo tras cumplirse el plazo legal que tenían las autoridades para renunciar a sus puesto y emprender una candidatura como gobernador regional.

Por lo pronto, confiesa, que permanecerá en el cargo hasta que tenga la confianza del presidente Sebastián Piñera aunque está consciente que este 2020 será un año decisivo.

-¿Qué significa cumplir dos años de Gobierno en medio de todo lo que está viviendo el país?

“Es una situación nueva e inédita para nosotros, es una celebración bastante especial. Hace unos meses atrás pensábamos –como gran parte de los chilenos- que lo íbamos a vivir de otra manera, han sido tiempos duros y difíciles”.

-¿No tenían programado hacer algo especial o una salida a terreno?

“No, la verdad es que no. La decisión del Gobierno fue la de seguir trabajando y esforzándonos, este es un momento -y así lo ha dicho el presidente Sebastián Piñera- en que tenemos que estar en terreno y esa es la mejor forma de conmemorar o de recordar lo que han sido estos dos años. Aquí lo principal es que tenemos que seguir trabajando, escuchando y poniendo en obra aquello que hemos estado viviendo durante estos dos últimos meses”.

“Había tomado la decisión de renunciar para asumir el desafío por la gobernación regional, pero Chile cambió de un día para otro”

-Cómo ha sido para usted estar estos dos años al mando de la región? Venían trabajando en la temática de la sequía y tras el 18 de octubre cambió un poco el eje

“Sí, es algo que se sumó. En lo personal, mi cargo como intendenta ha sido un desafío importante y quizás el mayor que tendré en la vida. Hace algunos días atrás hacíamos una especie de resumen de lo que han sido estos dos años, llegamos a enfrentar una de las sequías más fuerte que se ha registrado, tomas de camino, un terremoto, la preparación que conllevó el eclipse y la revuelta social”.

-¿Lo ocurrido a partir de octubre es lo más fuerte que le ha tocado vivir?

“Sin duda, yo creo que tanto a nivel personal así como estar en este cargo. Lo ocurrido después del 18 de octubre ha sido lo más fuerte y el principal desafío que tenemos en este minuto”.

-¿No era más fácil renunciar en ese momento y asumir el desafío por una candidatura como gobernadora regional?

“Era muchísimo más fácil. Yo efectivamente había tomado la decisión de renunciar para asumir el desafío de ir por la gobernación regional, pero Chile cambió de un día para otro. En ese minuto pensé qué hacer y en cómo colaborar para dar soluciones. Renunciar habría representado todo lo que la gente no quiere de una persona que está dedicada a la política y al servicio público”.

-¿Cuándo tomó la decisión de quedarse en el cargo y desechar la candidatura?

“Lo hablé con mi familia, les dije cuál era mi decisión y qué era lo que yo pensaba y tuve el apoyo inmediato de mis padres y hermanas. Luego se lo comuniqué, en primera instancia, a la gente del partido, a la presidenta nacional Jacqueline van Rysselberghe a los parlamentarios y al presidente regional de la UDI, les dije que no era el momento y que la decisión correcta y mi deber era quedarme y apoyar al Gobierno que había confiado en mí desde marzo de 2018”.

-¿Si antes del 18 de octubre ya tenía la decisión de ir como candidata a gobernadora regional por qué se demoró tanto en renunciar a su cargo como intendenta?

“El plazo era el 23 de octubre y nunca pensé irme ni un minuto antes ni un minuto después, es lo que decía la ley y yo quería trabajar, estar hasta el final, este es un trabajo que es de día a día y donde todos los días hay desafíos y era importante cerrar distintos temas. La verdad es que la vida es así, cambia de un minuto a otro”.

“Yo me quedé porque era lo correcto, era lo que había que hacer”

Eje central

-Si uno ve que en su minuta de gestión el tema de salud es uno de los temas anclas ¿Ese será su legado?

“El desarrollo de la salud ha sido una de nuestra principales preocupaciones y en donde este Gobierno Regional ha puesto todos los esfuerzos y así también lo entendió el presidente Sebastián Piñera cuando le planteamos el programa y el plan de Gobierno…le contamos cuál era la importancia de empezar a equilibrar la cancha en ese sentido”.

-¿No hay cabos sueltos en los hospitales o en los terrenos? ¿No se caerá ninguno de ellos?

“No se va a caer absolutamente nada, no tiene marcha atrás. El 2018 nosotros firmamos este convenio  de programación  de $320 mil millones, una inversión histórica en la región en materia de salud y es histórica porque es muy necesaria. Una de nuestras grandes deudas en la región es entregar una salud digna a las personas”.

Despejando dudas

-Usted estuvo complicada de salud ¿Por qué siguió adelante? Hay gente que la criticó por permanecer en el cargo y no privilegiara su salud

“Yo me quedé porque era lo correcto, era lo que había que hacer”.

-¿Qué fue más importante? ¿La salud o la Intendencia?

“Esas cosas las fui analizando y las compartía con mi familia y con mi equipo más cercano. Si yo hubiese tenido dudas de poder realizar o seguir ejerciendo este cargo con algún problema de salud más importante o si no era compatible con mi trabajo, créanme, yo hubiese renunciado en ese mismo momento”.

-¿Nunca estuvo mal de salud como algunas voces quisieron instalar?

“No, jamás. A mí en mayo del año pasado me diagnosticaron un tumor maligno en el ovario derecho. Gracias a Dios y al médico se detectó en la primera fase y fue tratado a tiempo. Tuve dos intervenciones y cada una de ellas me permitió poder retomar -en el tiempo que correspondía- el cargo y no estar ausente. Luego el tema de la quimioterapia era un aspecto que correspondía porque estaba en el protocolo del diagnóstico”.

-¿Estaba consciente que la criticarían por una u otra cosa?

“En este puesto y como en todo cargo público siempre hay muchas críticas y de todos lados”.

-¿Le dolió que le dijeran que se estaba aferrando al poder pese a su estado de salud?

“No. Nunca me he detenido mucho a pensar en las críticas que son hechas de mala fe. En algunas oportunidades han querido hacer énfasis en el tema de mi salud, pero quizás fue por desconocimiento o porque no se me preguntó directamente qué tan enferma estaba o si podía seguir”.

-Hay una cuña que dio de madrugada en medio del estallido social y se notaba cansada y eso generó efecto en la comunidad

“Todo genera efecto, es curioso porque la gente por tratar de ver un poco más allá, efectivamente ve demasiado y crea situaciones que no van con la realidad”.

-Algunos decían que debía dejar su puesto y cuidarse

 “Quiero ser súper responsable y creo que lo he sido. Si mi estado de salud hubiese sido incompatible con el trabajo, créanme que habría renunciado, me quedé y tomé la decisión de no optar a la carrera de gobernadora regional porque estaba convencida que podía y tenía la salud y la fuerza para enfrentarlo, además de eso, correspondía y era lo correcto. Renunciar en ese momento habría demostrado que no entendía nada de lo que estaba pasando en ese momento”.

“En la mitad del partido"

-¿Valió la pena haberse quedado? Porque las encuestas no favorecen mucho al Gobierno

“Es difícil, nadie quiere estar en una situación con un 6% de aprobación a pesar de todo el trabajo que se hace para sacar las cosas adelante. Finalmente será el tiempo –porque es muy pronto- el que de alguna manera nos permitirá hacer un análisis más profundo de cómo ha sido todo esto,  de lo que debimos haber hecho distinto…me parece que estamos en la mitad del partido”.

-¿Usted sigue trabajando por la región no se ha atrincherado en la Intendencia Regional?

“No hemos dejado ni un día, con el equipo, de salir y estar en contacto con la gente”.

-¿Le molestó el cartel que instalaron en el frontis que decía ‘Clausurado por inoperancia’?

“Muchísimo, eso ha sido uno de los momentos más duros y más que molestar afectó en lo personal y en el trabajo. Yo sé que cuesta creerle a los que trabajamos en esto, pero cuando uno entrega todas sus capacidades y se dedica y ve cómo trabaja el Gobierno y cómo se esfuerza el equipo y los funcionarios…me parece que es una  falta de respeto y de cariño”.

"Desembarco" y llamado de atención

-¿La están dejando sola? Hace algunos días publicamos un artículo con el desembarco que sufrió el segundo piso de la Intendencia Regional tras la renuncia del administrador regional

“No, yo creo que no. Estamos viviendo momentos difíciles en donde tenemos un equipo sólido y si hay algo de lo que yo estoy orgullosa es de mi equipo del Gobierno Regional. Tengo un grupo de seremis que está entregado y está trabajando y…bueno hay  decisiones personales que van más allá de la contingencia y eso tenemos que respetarlo. Solo queda dar las gracias por todo lo que se trabajó por el Gobierno y la región. Yo estoy muy orgullosa, la gente ahora está en un minuto de reflexión pero con el corazón dispuesto a seguir trabajando por el Gobierno”.

-¿Con qué sensación se quedó al leer el llamado de atención que le hizo el diputado Juan Manuel Fuenzalida (UDI) a los seremis y directores de servicio?

“Como decía recién yo estoy tremendamente orgullosa del grupo de trabajo que hemos formado y doy fe que los seremis han estado permanentemente en terreno, tal vez no en la foto ni en las redes sociales”.

-¿Cree que fue injusto?

“Yo no sé si fue injusto, las criticas hay que tomarlas cuando son hechas de buena fe y hacerlo de la mejor manera y, en el fondo, si alguien se sintió aludido por eso…bueno que retome y lo haga mejor”.

-¿Se ha sentido apoyada por la coalición que gobierna?

“Nosotros en Chile Vamos hemos mantenido los comités políticos y, en ese sentido he tenido un apoyo muy importante de los partidos de la coalición y todos han puesto sus mejores esfuerzos para contribuir”.

-¿Qué opina que a un año de haber asumido Sebastián Piñera como presidente, un exmilitante de RN haya dicho que su Gobierno se había terminado?

“Eso fue tremendamente injusto, el Gobierno del presidente Sebastián Piñera no se ha terminado, su fecha de término es en marzo de 2022 y es ahí donde va a terminar este gobierno y no antes. Lo que tenemos que hacer y lo que la gente nos pide no es  que solo volvamos a escucharlos sino que también tengamos una intención correcta de lo que es trabajar, retomar y repensar por qué estamos en el servicio público”.

-¿Si sigue contando con la confianza del presidente estaría dispuesta a mantenerse en el cargo?

“Yo estaré aquí hasta que el presidente de la Republica estime y tenga la confianza en lo que yo estoy desarrollando”.

-¿No ha pensado en optar a otro cargo de elección popular?

“Honestamente…en este minuto para mí no es prioridad adelantar una carrera o proyecto político, eso no le interesa a nadie”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital