Crédito fotografía: 
El Día / Referencial
A partir del lunes 22 de febrero, Gendarmería y personas privadas de libertad serán contempladas en el proceso de inmunización contra el covid-19. Si bien a la fecha ya se habría realizado un catastro con los voluntarios, el procedimiento se estaría ejecutando en total hermetismo.

La pandemia del coronavirus ha modificado el ritmo de ciertas actividades y ad portas de cumplir el primer año desde la confirmación de los primeros casos de covid-19 en el país, la vacunación parece ser una luz de esperanza para los funcionarios de instituciones claves o consideradas críticas.

El lunes, un grupo más amplio de trabajadores podrá acceder de manera voluntaria a la inoculación.

En esta nueva etapa se incluirán los voluntarios de Bomberos, brigadistas de Conaf y Gendarmería y personas privadas de libertad.

Los dos últimos –al igual que tantos otros- han tenido que adaptar sus quehaceres, pero ya en espacios confinados.

El presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios Suboficiales (ANSOG), Freddy García, contó cómo ha sido este periodo de pandemia en el complejo penitenciario de La Serena.

Respecto al proceso de inmunización, el dirigente desconoce si habrá un orden a nivel nacional o local o una priorización por edad o por el riesgo que implican algunas funciones, eso sí, indicó que incluso estando de vacaciones el servicio se comunicó con él, vía telefónica, para preguntar si participará en la campaña.

“Estábamos esperando la confirmación de la calendarización. Me imagino que puede ser por edad o estrato para luego hacerlo vinculante a todos los funcionarios”, contestó.

Adaptación exitosa

García contó que la oportuna implementación de protocolos ha permitido un control positivo al interior de las Unidades de Servicios Especiales Penitenciarios (USEP) y penales, aunque reconoce que la labor interna se ha visto afectada por los sistemas de turnos éticos que mantienen desde el año pasado hasta la fecha.

“Se ha trabajado bastante bien. Aunque ha repercutido en la funcionalidad, en tiempos normales el recurso humano ya es exiguo y con turnos se ha notado más, pero ha sido una buena política porque nos ha mantenido a nosotros y a la población penal sin problemas de contagio”, detalló.

Medidas extras

Sobre el estado de salud de las personas privadas de libertad, Freddy García, explicó que la situación más difícil se vivió el año pasado cuando hubo un traslado masivo de internos en varios recintos a nivel nacional, pero que tras esto se elaboró un protocolo sanitario que ha sido capaz de responder de buena manera los requerimientos, entre otras acciones.

“Si un interno sale de un recinto se tiene que hacer un PCR y si en situaciones especiales se niega al examen, antes del traslado debe hacer cuarentena en su unidad de origen y luego cuando llega a destino debe seguir con un confinamiento preventivo. Así evitamos que entre en contacto con el resto de la población y así hemos minimizado bastante los contagios”, aclaró.

En cuanto a brotes al interior del recinto serenense, el dirigente especificó que “tuvimos brotes importados, pero sólo en la población foránea”. “Aquí se ha controlado bien, no hemos tenido grandes inconvenientes como en Valdivia o Puerto Montt. La dirección regional tomó todos los resguardos necesarios y se inhabilitaron algunos módulos para poder recibir ahí a las personas que venían de otras unidades”, aseveró.

Visitas restringidas

Cabe recordar que las visitas no están al 100%, ya que se debieron restringir para evitar las aglomeraciones para frenar la transmisibilidad del virus. “Antes era de 3 a 4 personas y hoy solo puede una”, precisa García, contando, además, que se ha trabajo en concientizar a los internos en el autocuidado y los beneficios de cumplir las medidas sanitarias.

Por su parte, la seremi de Justicia y Derechos Humanos, Sara Contreras, dijo que durante toda la pandemia el Ministerio de Justicia, ha generado una serie de instancias que buscaron proteger a los funcionarios de Gendarmería y a la población penal del coronavirus. Si bien la autoridad no entregó detalles, enfatizó que las dosis están aseguradas.

“Tanto el personal custodio como las personas privadas de libertad que cumplen sus condenas en el régimen penitenciario, tienen aseguradas las vacunas, pues son parte de los grupos objetivos que ha determinado el Gobierno”, aseveró.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X