Crédito fotografía: 
El Día
Pablo Morales, y su padre, Sergio, conocido representante de futbolistas, fue denunciado por su hermana y la hermanastra de ésta en el 2017, y pese a que la causa fue sobreseída, la parte querellante realizó una nueva demanda, para que el tema vuelva a verse en tribunales. El empresario deportivo asegura que las presuntas víctimas buscan dinero, y que su relación antes de la batalla judicial “era entrañable”. De hecho, él iba a ser el padrino del hijo de una de ellas.

Son días complejos para la familia Morales. El padre, Sergio, reconocido representante de futbolistas, y su hijo Pablo, gerente general de Coquimbo Unido, fueron acusados por Ignacia Santa María -hija de una ex pareja de Sergio- y Nicole Morales hija de Sergio y hermana de Pablo, de violación y abusos sexuales reiterados. 

La denuncia data del año 2017, y el detalle de los presuntos delitos, son descritos por ambas mujeres en la página web el desconcierto.cl donde relatan acontecimientos que habrían vivido durante su infancia y adolescencia. 

Hasta ahora habían guardado silencio, pero cansado “de tantas mentiras”, sobre todo cuando la justicia ya dio su veredicto y declaró el sobreseimiento definitivo de la causa, Pablo Morales, decidió romper el silencio y hablar con Diario El Día, para expresar su descontento por el “enjuiciamiento público” del cual han sido víctimas “por ilícitos que nunca cometieron”. 

Difícil decisión 

Pablo asegura que es muy complejo referirse a este tema ya que sus cinco hermanos están muy afectados y esto podría significar seguir exponiéndolos, pero tomó la decisión de hacerlo a modo personal. “Lo que digo, lo expreso como Pablo Morales, a modo personal, porque me di cuenta que hay que salir a dar la cara sobre todo cuando uno no tiene nada que ocultar, aunque al principio no era partidario de dar declaraciones, pienso que tenemos que salir a defendernos”, indica.

Asevera que todo se trata de un tema económico, y que lamentablemente su hermana Nicole y  María Ignacia están en busca de aquello.

“Lamentablemente esto comienza con el tema de la plata ya que Nicole siempre dijo sentirse hija de segunda categoría por recibir menos dinero de mi padre, creo que en algún momento ellas se llenaron de odio a más no poder y decidieron realizar estas amenazas de extorsión y la posterior acusación. Mi padre junto a la familia nunca quiso ceder a esto y decidió que aunque se gastara hasta el último peso en abogados no íbamos a dar dinero por sus amenazas, que íbamos a estar juntos como familia si esto pasaba, y que íbamos a dejar esto en manos de la justicia. Y así fue, porque la justicia nos dio la razón”, manifestó el gerente de Coquimbo Unido, agregando que “ellas han hecho pasar a mis hermanas pequeñas por exámenes psicológicos, han demandado en tribunales de familia y perdieron, en tribunales penales y perdieron, entonces, no sé hasta dónde quieren llegar”. 

Algo que nunca imaginó

Según relata Pablo Morales, pese  a que su hermana y la hija de la ex pareja de su padre habían advertido de las acciones legales, antes de que se concretaran, él jamás pensó que fueran capaces de hacer algo así, sobre todo por la buena relación que tenía con ellas, en particular con su hermana biológica, Nicole, quien ahora lo acusa “siempre de mucho cariño”, expresa.

“Te daré un ejemplo de cómo era mi relación con mi hermana que dice que yo la violé (…) Esto es tan descabellado y de no entender que te hago las siguientes preguntas. ¿Tú le pedirías al abusador de toda tu vida que sea padrino de tu hijo?, o peor aún, ¿tú le enviarías a tu hijo sólo a Coquimbo al abusador de toda tu vida? Es obvia la respuesta, pero así era la relación con mi hermana antes que decidiera amenazar a mi padre. Yo me quedaba con mi sobrino, lo cuidaba los fines de semana para que ella saliera”, manifiesta. 

Sostiene que le duele ver a su padre, Sergio, tan afectado ya que pensó que cuando se decretó el sobreseimiento en el mes de diciembre “la pesadilla terminaría”, pero no fue así. Sin embargo, la decisión que ha tomado él en particular de no referirse al tema radicaría en que prefiere dejar todo en manos de la justicia. “Pese a todo no quiere hacerles daño, ni a ellas, ni tampoco a sus nietos que podrían verse perjudicados. Mi papá es una persona súper noble, por eso que lo está pasando tan mal ahora. Él siempre ha sido de la idea de dejar que la justicia actúe”, expresa. 

Pablo, a estas alturas tampoco descarta que sean ellos los que tomen acciones legales contra las denunciantes, por todo lo que han tenido que vivir y que se ha descartado su responsabilidad en tribunales. “Te insisto, demandaron varias veces y han perdido, en los tribunales de familia, en la corte penal y en la Corte de Apelaciones, por lo que ya no tiene ninguna justificación seguir denostándonos a nosotros con algo tan grave como esto, pero esa decisión sí que la tenemos que tomar en conjunto con mi padre”, dijo Pablo. 

Muestras de apoyo

Pablo Morales precisa que, pese a lo que ha opinado gente que no los conoce en las redes sociales, a nivel local, han recibido muchas muestras de apoyo por parte de personas que han sido testigos del proceso.

“Eso lo queremos agradecer, porque son momentos en los que uno necesita esas muestras de cariño. Y a nivel familiar nosotros somos cinco hermanos más y hemos estado más unidos que nunca, pero yo me tengo que mostrar fuerte frente a ellos, no les puedo fallar, y quiero decirles que vamos a salir de esta todos juntos”, puntualizó. 

Abogado de las denunciantes

 Pese a que el documento del Poder Judicial, en particular de la Corte de Apelaciones de Santiago, en el que se decreta el sobreseimiento de la causa, data del del 24 de diciembre del 2019 de conformidad con lo previsto en el artículo 250 letra e) del Código Procesal Penal, el abogado querellante Nicolás Pavez, manifiesta que perseverarán.

En entrevista concedida a TVN, el profesional expresó que “el fiscal acá estimó dos cosas, primero que los hechos estarían prescritos, y en segundo lugar que los hechos no los puede investigar porque ocurren fuera del país. Nosotros no estamos de acuerdo con ninguna de las dos afirmaciones porque existe una norma expresa en el artículo número 6 del Código Orgánico de Tribunales que dice que un chileno comete un delito contra un chileno y regresa al país y no ha sido juzgado en ese país, los tribunales chilenos tienen competencia para investigar”, consignó. 

Respecto a las declaraciones de Pavez, Pablo Morales cree que se trata de apreciaciones descabelladas, “porque en un momento dice que esto como pasó hace muchos años es difícil de probar, entonces, cualquier persona podría salir a inventar algo y decir que como pasó hace muchos años no se va a poder probar, pero igual hago el daño”, afirmó Morales.

Y agregó que el volver a realizar una demanda por lo mismo que ellas ya fueron a la justicia y perdieron, según le explicó su abogado, responde a una jugada judicial, “porque en derecho tú no puedes demandar a una persona dos veces por lo mismo porque existe un principio que se llama cosa juzgada, por lo que pueden denunciar pero van a volver a perder”, sostuvo. 

Pero debido a esta acción judicial, el caso volverá a la justicia y todo está en esta instancia por lo que la familia Morales tendrá que enfrentarse nuevamente en tribunales. 

La imagen corresponde a los comentarios de una fotografía de Instagram en la que aparece Pablo Morales junto a su sobrino, hijo de Nicole, quien lo está acusando de violación, pero que meses antes lo dejaba a su cuidado durante los fines de semana. Se desprende que tenían una relación de bastante afecto.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X