Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Hace más de dos meses que los maestros dejaron de trabajar en la reparación del techo de la vivienda de la familia Castillo Manzano, esto porque la empresa constructora no les habría pagado a sus empleados. La familia acusa mala calidad de los materiales usados y abandono de parte del Serviu. Diario El Día se comunicó con el Seremi del Minvu, Hernán Pizarro, quien se comprometió a tomar las medidas necesarias para solucionar el caso y, de ser necesario, sancionar a la empresa por incumplimiento.

Hace seis años que la señora Fresia Manzano había postulado a uno de los subsidios que otorga el Ministerio de Vivienda y Urbanismo para poder reparar la techumbre de su casa, el que se adjudicó en marzo del 2017.

Ella fue una de las beneficiadas con 258.3 UF, es decir, cerca de $7 millones para realizar las reparaciones, las que debían hacerse mediante la empresa patrocinadora que obtuviera la licitación.

Su subsidio lo habrían aprobado en marzo del 2018 para que se hiciera efectivo entre esa fecha y marzo del 2019. Según el relato de Fresia su casa fue la última del sector que comenzaron a reparar, partiendo el 3 de septiembre del 2019.

Todo fue relativamente bien los primeros 15 días, comentó, los encargados dela construcción le habrían dado un plazo de aproximadamente 20 días para terminar el trabajo, por lo que la señora Fresia y las otras diez personas que viven en su hogar debieron desalojar la vivienda.

Pasó un mes y sus hijas se percataron que la obra no avanzaba y los maestros ya no iban a trabajar, el jefe de la cuadrilla les habría dicho que la constructora no les había pagado por lo que los maestros no iban a terminar y no lo hicieron.

Allí habrían comenzado los problemas para la familia Castillo Manzano. Fue la buena voluntad del mismo jefe de cuadrilla, a quien conocían como Álvaro, que de buena fe habría terminado algunos detalles.

Sin embargo, Fresia y su familia acusan gran deficiencia, tanto en la calidad de los materiales que la empresa había comprado, como la mano de obra de los constructores, ya que, habrían dejado hoyos, tornillos sueltos, canaletas mal puestas, entre otros, los que tuvo que ir arreglando la misma familia.

Las hijas de Fresia comentan que en reiteradas oportunidades apoyaron a su madre de 80 años en ir al Serviu y pedir respuestas, pero alegan que nunca se les dio solución, ni se les devolvieron los llamados prometidos.

“Nos decían que los profesionales del proyecto ya no estaban trabajando o estaban en paro o que estaban de vacaciones, lo único que queremos es saber que va a pasar porque si llueve esto se viene abajo, sino para terminar la obra por nuestra cuenta” comentó Doris Castillo, una de las hijas de Fresia.

Se trataría de aproximadamente el 30% de la obra que faltaría concluir, sin embargo, esas terminaciones serían clave para evitar que se provoquen goteras o que el techo pudiese ceder por un frente de mal tiempo.

Además alegan que el techo está en peores condiciones que antes, que las calaminas son extremadamente delgadas y que están todas abolladas de cuando los maestros trabajaban en el techo.

Una situación que además les ha provocado incomodidades, puesto que debieron desocupar la vivienda, por lo que tuvieron que pagar un arriendo. En navidad decidieron volver porque la casa estaba desocupada y no la estaban trabajando y hoy están preocupados porque su techo está incompleto y se sienten inseguros.

Otra de las observaciones de la familia, es que en el plano y los documentos que ellos tienen aparecen incluidos los muros con cortafuego, los que la empresa no habría querido instalar explicándoles que “no era necesario”.

Eso, sumado a las obras inconclusas, la falta de respuestas y la sensación de abandono, motivó a la familia a hacer la denuncia a través de diario El Día.

Minvu responde

Consultado a la Seremi de Vivienda y Urbanismo sobre la situación de la familia que reside en Tierras Blancas, desde el Minvu indicaron que revisarían el caso.

Rato después el Seremi de la cartera, Hernán Pizarro se habría comunicado con la familia comprometiendo una pronta solución para su caso, incluso con una nuevo contratista de ser necesario.

“Hemos revisado el caso de la señora Fresia y vamos a tomar todas las medidas correspondientes para sancionar a las empresas o consultores que no cumplan con los trabajos como corresponden; en este caso haremos la gestión para que se repare el daño causado a Fresia y cuente con la reposición de techumbre cómo corresponde” manifestó Pizarro.

Programa “Hogar Mejor”

El subsidio que se adjudicó Fresia fue creado en la región en 2012 y ha sido replicado en todo el país con el objetivo de mejorar las viviendas deterioradas por plagas de xilófagos más comúnmente conocidas como “polillas”.

Los beneficios se gestan a través del programa “Hogar Mejor” del Ministerio de Vivienda y Urbanismo y se realizan llamados a nivel regional para que las familias postulen con el apoyo de los municipios o entidades patrocinantes.

Existen 2 tipologías de este subsidio, el primero consiste en el cambio de las techumbre dañadas en casas de 1 piso y el segundo en la reposición de segundos pisos, para después construir con estructura de metalcom, cambiar la cubierta, sistema eléctrico y de aislación.

Durante el año pasado se entregaron subsidios de ambas modalidades para 765 familias de la región y ya se encuentran asignados más de 400 nuevos cupos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X