Crédito fotografía: 
Equipo El Día
La calidad de la educación ha sido un tema de debate desde hace años en Chile, pese a las reformas que se han ido implementando con el tiempo, no se ha logrado superar la brecha que existe entre la educación pública y la privada, sin embargo hay algunos establecimientos que se destacan en sus resultados y sus directores explicaron cómo han trabajado para lograrlo y la importancia del apoyo y compromiso de los padres, docentes y los estudiantes para lograrlo.

La brecha entre la educación privada y la pública en Chile es una realidad del país, desde que se estableció la municipalización de la educación en 1980 y comenzó de subvención por  alumno esta distancia fue aumentando, tanto que en el 2019 solo el 30% de los estudiantes egresados de liceos municipales que rindieron la PSU quedaron seleccionados en alguna universidad.

EL escenario es el mismo cada vez que salen a la luz los resultados de la Prueba de Selección Universitaria donde los colegios pagados superan en resultado a aquellos municipales y este año no fue diferente.

Así quedó evidenciado con los resultados de este proceso donde dentro de los 100 colegios con mejores resultados en la PSU solo hubo cuatro municipales que destacaron dentro del ranking y ninguno de ellos fue de la región de Coquimbo.

Sin embargo, en la región ha habido establecimientos públicos que con los años han ido mejorando sus resultados, llegando a tener largas listas de esperar para su ingreso debido a su alta demanda.

El Liceo Bicentenario Gregorio Cordovéz es uno de ellos, con un puntaje promedio de 531,9, se posicionó como el establecimiento público con el mejor puntaje PSU de la región seguido por el Liceo Alejandro Álvarez Jofré de Ovalle con 529,5 puntos promedio.

“Cuando hay un compromiso de la comunidad entera, se apura un poco el proceso en el liceo y se dan los tiempos y condiciones en los hogares para que los estudiantes puedan rendir, creo que son las condiciones para que los resultados vayan mejorando, al menos es la experiencia que hemos tenido en el liceo” Director Liceo Bicentenario Gregorio Cordovéz, Mario Rojas.

Ambos establecimientos de la primera generación de Liceos Bicentenarios implementada en el primer Gobierno del Presidente Piñera, los que buscan cumplir cinco principios de excelencia: altas expectativas, foco en los aprendizajes y la sala de clases, re-enseñanza, autonomía y libertad de cátedra y liderazgo directivo.

“El Liceo Gregorio Cordovéz le debe bastante al programa de Liceos Bicentenarios de Chile porque hasta el 2012 todavía el liceo estaba en una situación bastante crítica en cuanto a convivencia, a matrículas y naturalmente también a rendimiento” indicó a diario El Día el director del Liceo Gregorio Cordovéz, Mario Rojas.

La diferencia de estos establecimientos, es que al pertenecer al programa de Liceos Bicentenarios se rigen por la Ley de Inclusión, eso quiere decir que son gratuitos, sin lucro y que el Estado invierte más recursos en ellos por medio de la Subvención Escolar Preferencial (SEP), permitiendo que éstos puedan mantener su proyecto educativo o promover nuevos y realizar mejoras en infraestructura, equipamiento, entre otros.

“Este programa permitió que se pudiere revisar y además renovar el staff directivo, técnicos, docentes y profesionales en general, luego permitió que el liceo tuviera una posibilidad de discriminar positivamente respecto de los estudiantes que recibía, lo que sirvió para ir depurando la comunidad estudiantil, comprometiéndola mejor con los procesos educativos y progresivamente, en el 2012, ir mejorando el clima de convivencia interno, el rigor disciplinario ,el estudio de las disciplinas escolares, y en general, paulatinamente los resultados” agregó Rojas.

Adicional a eso, el director destacó el compromiso de la comunidad educativa en general, docentes, estudiantes y de sus padres y apoderados, quienes participan de manera activa en la toma de decisiones en proyectos de mejora dentro del liceo, la administración de algunos recursos, entre otros aspectos.

En el Liceo Alejandro Álvarez Jofré de Ovalle, destacaron el trabajo transversal que realizaron  durante todo el año para obtener esos resultados, con constantes ensayos PSU, los que se van revisando y explicando.

Sin embargo, hay establecimientos públicos que no pertenecen al programa y por tanto no reciben financiamiento SEP, pero que de igual forma obtuvieron altos puntajes en la Prueba de Selección Universitaria.

Uno de ellos fue el Colegio José Manuel Balmaceda, el que ponderó 526,8 puntos, convirtiéndose en uno de los establecimientos municipales con puntajes destacables en la zona, el que fue incluso muy bien valorado por el Mineduc.

Al respecto su directora, Cecilia Rodríguez indicó  “a nosotros nos llamaron desde el ministerio para decirnos que dentro de la educación pública estamos ponderando 526,8 puntos que es un buen referente de la educación pública y es lo que ellos destacaron, el trabajo que hemos estado realizando junto las UTP y todo el equipo, tanto profesores como apoderados”.

Con resultado que esperaban desde el José Manuel Balmaceda, “este es un trabajo sistemático, nosotros tenemos el alumno Gabriel Ignacio Varela Muñoz que ponderado tiene 710 puntos, la alumna Valentina Andrea Esquivel Salinas que ponderó 629 puntos y tenemos otros dos que ponderaron sobre los 600 puntos”.

Añadió que dentro de los mejores resultados destaca que 13 estudiantes obtuvieron puntajes promedio entre 500 a 599, tres entres 600 a 699 y uno sobre 700 puntos.

“Eso da a conocer el trabajo sistemático que hacemos nosotros acá con apoyo de la Corporación a través de los fondos SEP haciendo talleres PSU, tener clases con preuniversitarios, apoyo a nuestros estudiantes en la malla curricular, entonces es un trabajo que está planificado en conjunto con los docentes, equipo UTP, evaluador, jefe técnico, todo el equipo directivo y el apoyo de los apoderados”.

Tanto Rojas como Rodríguez destacaron que el trabajo en conjunto y colaborativo de toda la comunidad educativa, con una fuerte participación de los padres y apoderados acompañando a los estudiantes en el proceso, asegura mejores resultados en los menores respecto a su aprendizaje, por lo que seguirán potenciando esas áreas, además del trabajo que han venido realizando a lo largo de los años para mejorar la calidad de la educación de los establecimientos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X