Crédito fotografía: 
Guillermo Alday
En la actualidad, existen 295 plazas disponibles. En las próximas semanas se contará, además, con amplias oficinas para el arriendo.

Un total de 295 plazas de estacionamientos repartidas en cinco pisos, dos de ellos en subterráneo, ofrece el Edificio San Lorenzo, ubicado en la intersección de las calles Balmaceda con Brasil, en pleno centro de la ciudad de La Serena. 

Este martes 17 de diciembre comenzó la atención a público y según sus encargados durante estas últimas semanas del año 2019 el funcionamiento está en marcha blanca, afinando los últimos detalles del servicio. 

El proyecto comercial se desarrolla en el escenario de constante aumento del parque vehícular en la zona de la conurbación, por lo que su presencia ayudará a descongestionar las principales arterias de la capital regional.

Tanto las obras de construcción como la apertura del edificio tuvieron un retraso en su ejecución debido a la continencia social que se ha presentado en todo el país y en la región de Coquimbo.

En terreno

Diario El Día recorrió en compañía de los inversionistas y administradores las modernas dependencias del edificio, que estuvo a cargo de la constructora regional Rumo, actuando como contratista la constructora Rencoret.

En la oportunidad, Marco Pomarolli, administrador del recinto, explicó que se cuenta con 295 estacionamientos en 5 plantas, dos de éstas en  subterráneo. “En este momento, estamos en marcha blanca, probando el cómo funciona el servicio de estacionamientos”, precisó. 

“El edificio cuenta con la última tecnología de este tipo de infraestructuras, como lector de patentes y de ubicación. Por ejemplo, cuando persona desconoce dónde está su vehículo ingresa la patente y puede hallar el lugar donde lo dejó estacionado. Además, la salida es expedita porque apenas el vehículo se acerca a la salida inmediatamente una máquina “lee” la patente y levanta la barrera sin que la persona tenga que perder tiempo en introducir un ticket”, agrega.

El edificio contará con oficinas y locales comerciales que tendrán vista tanto hacia la calle Brasil como hacia Balmaceda. En concreto, se cuenta con plantas de 480 a 520 metros cuadrados en calle Balmaceda y por Brasil hay plantas libres por 150 a 180 metros cuadrados. En estos momentos, las oficinas están en su última fase de construcción y estarían listas para su arriendo en las próximas semanas. Ya existen interesados en este servicio.

Marco Pomarolli afirma que el actual edificio es una primera etapa de futuras inversiones que se desarrollarán en el sector. 

La atención a público se inicia a las 8 de la mañana hasta aproximadamente las 20 horas. La idea original era operar hasta las 21.30 horas, pero debido a la zona centro está funcionando en horario reducido, se acortó el horario de atención.

Acerca de los valores, se cobra 22 pesos por el minuto efectivo. Hay 5 minutos liberado a la entrada y otros 10 minutos a la salida una vez que se cancela. El tope máximo son 15 mil pesos por día. 

Como todo proyecto arquitectónico que se ejecuta en la zona típica, la iniciativa debió gestionar los permisos correspondientes del Consejo de Monumentos Nacionales.

El administrador aclara que “el proyecto comenzó en el 2015 y luego se logró la autorización de Monumentos Nacionales en la región y en Santiago. Se empezó la obra en octubre del 2017 y terminamos este año”.

Acerca del nombre del edificio, “San Lorenzo”, hace referencia a uno de los hijos del principal inversionista del proyecto comercial.

Los inversionistas se encuentran orgullosos de poder finalmente concretar el proyecto comercial que brindará, afirman, un gran servicio a los automovilistas que buscan un lugar para aparcar en el centro de La Serena, con seguridad y calidad.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X