Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Jorge Rubio señala que él ha actuado de manera legal, que no busca pelear con nadie y que solo pretende hacer valer sus derechos. Sobre la inversión que se hará en el lugar, precisa que se trata de un edificio de siete pisos y un subterráneo para estacionamientos, aclarando que no es él quien construirá, sino que se trata de otra compañía y la obra debería estar terminada, luego de iniciarse, en un plazo no menor a un año y medio.

El viernes pasado, el receptor judicial,  Arturo Herrera, llegó hasta el Mercado Municipal de Coquimbo acompañado de fuerzas policiales con órdenes de lanzamiento para cinco locales comerciales que funcionan en dicho edificio, lo que provocó que solo se alcanzara a desalojar un solo negocio y los otros fue imposible, ya que los locatarios y otras personas se opusieron férreamente a que dicha orden judicial se materializara.

En esa oportunidad, los locatarios no opusieron resistencia al desalojo cuando llegó el receptor judicial, indicando que entendían que era un mandato legal, pero reclamaron que durante las primeras horas del día había llegado el propietario del recinto, Jorge Rubio, con un grupo de trabajadores quienes cortaron los suministros de agua y luz.

Esa vez no fue posible entrevistar a Rubio, quien se había hecho presente en el lugar, pero declinó hablar.

A tres días de estos sucesos, conseguimos ubicarlo telefónicamente y aceptó responder algunas de nuestras consultas, aunque había cosas que dijo no manejar, especialmente las que dicen relación con lo legal y con  los detalles del proyecto que se pretende materializar en donde hoy existe el Mercado municipal de Coquimbo.

De todas formas, fue claro en defender sus posturas señalando que él ha actuado dentro de los márgenes de la legalidad y que nunca ha buscado  pelearse con nadie

Si bien el contacto no fue extenso, Jorge Rubio tras ser consultado por el proyecto que pretenden materializar en el lugar, indica que “se construirá un edificio de siete pisos con estacionamientos subterráneos y locales comerciales”.

Consultado cuándo pretendían iniciar las obras y cuándo estarían terminadas, explica que “eso depende de todos los factores que se solucionen, pero la construcción va a durar por lo menos un año y medio o dos años, porque son siete pisos más el subterráneo”.

Si bien reconoce que no maneja al dedillo el proyecto, no es directamente él quien construirá, ya que lo hará la empresa que lleva adelante el proyecto de inversión.

Los desalojos

Uno de los temas que ha provocado más controversia entre los comerciantes que arriendan los espacios dentro del edificio, son los desalojos y han apuntado sus críticas directamente a Jorge Rubio, pero sobre esto, Rubio precisa que los tribunales han fallado a su favor, “pero esta cosa se ha transformado en una bandera política que no tiene sentido, porque yo he hecho las cosas legalmente, yo no me quiero  pelear con nadie, yo quiero hacer valer mis derechos, nada más”, dice.

Según su postura explica que “yo he cumplido con toda la normativa legal y si usted estuvo ese día ahí vio que llegó Carabineros a hacer esa diligencia y pasó lo que pasó, porque al principio se estaba haciendo todo normal, sin problema, la gente de acuerdo, hasta que llegó un concejal y ahí quedó la escoba, porque se opusieron a que se ejecutara la decisión del juzgado a través de Carabineros”.

Los concejales que llegaron al Mercado Municipal el día del lanzamiento fueron Fernando Viveros y Guido Hernández, los que incluso dieron declaraciones a este medio informativo.

Insistir en las acciones legales

Tras ser consultado el propietario del recinto en disputa, sobre si insistirá en los desalojos de los locatarios, precisó que “por supuesto, si eso es una cosa legal, no es una cosa que a mí se me ocurrió hoy día. Además, esto está conversado con los locatarios desde marzo”.

Al insistirle en si está dispuesto a vender el recinto, dado que en el municipio han señalado que pretenden comprarle el edificio actual, responde que “el municipio sabe tan bien la situación que yo no soy el que va a construir, es una empresa que viene de Santiago. Esta empresa va a construir y hay compromisos, si yo le tengo que entregar el terreno y yo en ese minuto le dije al alcalde que si alguien tenía que conversar con él era la constructora, porque ellos (locatarios y municipio) querían más plazos”.

Vienen más lanzamientos

El abogado Eugenio Cortés, representante de la empresa Inversiones Mercado, que es la legalmente propietaria del Mercado Municipal, reconoce que se vienen más lanzamientos (desalojos), pero explica que hay cinco causas con desalojo decretado, para los locales 2,5, 7, 11 y 15. “Esas causas se trataron de  realizar el día viernes 22, se desalojó el local 2, de Francisco Figlia, pero dada la tensión que se generó en el momento el receptor judicial optó por suspender la diligencia, por lo tanto, eso va a seguir. Eso sin perjuicio que Francisco Figlia volvió a introducirse en el local del cual había sido desalojado. Hizo caso omiso de la resolución del juez y se están tomando acciones penales, porque eso raya en lo criminal, es un delito de desacato. Es una situación violenta, porque en el momento que le quitan el local y le hacen entrega a Inversiones Mercado, él no puede llegar e ingresar sin cometer un delito”, precisa el abogado.

Además, expone que hay otras siete causas que están prontas a ser despachados los oficios con fuerza pública. Por consiguiente, los desalojos se van a ejecutar tarde o temprano, porque las resoluciones de los tribunales de justicia se tienen que cumplir.

“En un estado de derecho no podemos permitir, por muy loable que sean sus razones, que se sustraigan de las resoluciones judiciales, de lo contrario nada tendría sentido. Si permitimos que cada uno haga lo que quiera, eso se llama anarquía”, sostiene Eugenio Cortés.

Remisión de las deudas

El abogado menciona que si los locatarios abandonan el lugar voluntariamente están dispuestos a condonarle las deudas, las que son bastante altas. “Si se van voluntariamente hay una remisión de las deudas que mantienen y que son millonarias. Es un tema donde cada uno tendrá que ver qué es lo que le conviene. Si se quiere ir voluntariamente se le puede hasta ayudar a irse y se le va a remitir (perdonar, condonar) una deuda, donde la menor es del orden de los cinco millones de pesos”.

En caso de que sean sacados por la fuerza, deberán pagar lo que deben, las costas de los abogados y el daño patrimonial que han ocasionado.

Al preguntarle si como abogado no ha recibido mandato de negociar una eventual compra del recinto por parte del municipio, mencionó que hasta ahora no ha habido ninguna propuesta formal de parte de la municipalidad y que deberían hacerla a la empresa que construirá el proyecto en el lugar , ya que  Inversiones Mercado comprometió vender el terreno a esa empresa.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X