Crédito fotografía: 
Referencial
Son varios los factores que mantienen tensionada la red asistencial local, por una parte la alta demanda de hospitalizaciones y, por otra, el estado anímico del personal, quienes han tenido que redoblar sus jornadas, varios de ellos con vacaciones suspendidas por la pandemia. En la salud primaria, el panorama se repite y aseguran que faltan funcionarios para cubrir las labores de atención y vacunación masiva.

La Región de Coquimbo suma 19 días consecutivos con más de cien casos diarios y una de las principales preocupaciones de las autoridades es el estado de la red asistencial, ya que el fin se semana pasado se llegó a 85 camas críticas, el mismo número que se logró obtener en el peor momento de la primera ola. 

La tensión es evidente. Así lo ha comentado el director (S) del Servicio de Salud, Edgardo González, quien explicó que hay varios factores que influyen y que son considerados “críticos”, como por ejemplo, la demanda de hospitalización y el cansancio y ausentismo del personal de salud debido a la alta carga laboral y emocional frente al combate de la pandemia del covid-19. 

Ayer, dirigentes de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fenats), realizaron un punto de prensa en el frontis del Hospital San Pablo, en la comuna de Coquimbo, donde dieron a conocer una serie de “inconvenientes” que están padeciendo los funcionarios en este segundo peak de contagios. 

El presidente regional del gremio, Mauricio Ugarte, contó que hay algunos hechos que han ocurrido en hospitales de baja complejidad como en Andacollo y Combarbalá y que deben ser analizados, además, aseguró que falta personal y que el Servicio de Salud Coquimbo no se ha hecho cargo. 

“Para descongestionar la red se han realizado traslado a hospitales de baja complejidad, sin considerar que la dotación es muy pequeña. Ha habido situaciones graves de contagios donde un paciente de Coquimbo fue derivado a Andacollo sin protocolos y resultó con covid-19 contagiando a varios trabajadores del recinto”, relató.



El dirigente detalló que la situación se agudiza puesto que en toda la red hay 35 funcionarios contagiados y 85 en cuarentena preventiva por ser contactos estrechos, además, a este panorama se suma el agotamiento mental y la falta de recursos. 

“Hay gente que esperó estas fechas para tomarse sus vacaciones, pero nadie pensó que la segunda ola sería tan pronto, así que están suspendidas. Está el tema del presupuesto (…) que si bien el año pasado hubo recursos, estos estuvieron hasta noviembre y ahora debemos esperar hasta principio de marzo”, agregó. 

Por su parte, desde el Servicio de Salud, indicaron que los traslados se hacen “bajo todos los protocolos exigidos” y, que en el caso del paciente derivado a Andacollo, este viajó con un PCR negativo y que “debido a que el usuario presentó un cuadro febril, el personal de salud de Andacollo decidió tomar un segundo examen arrojando este resultado positivo”. 

TRABAJAR SIN GARANTÍAS

Ugarte también dijo que hay un tema de mercado, donde los profesionales de salud han reclamado por la falta de reconocimiento a su labor y que se les hizo contrato por periodos breves y con un alto nivel de exposición, “mucha de esa gente no quiere volver a trabajar”. 

“El Servicio Salud salió a buscar personal, pero muchos han planteado que no les interesa  porque las condiciones no garantizan seguridad”, destacó. 

El personal de salud ha sido considerado como la “primera línea” en el combate a la pandemia, pero en esta segunda ola las condiciones cambiaron, por ejemplo, -dice el dirigente- hay funcionarios que están haciendo doble jornada porque se les ha exigido bajar las listas de espera. 

Desde la institución expresaron que se han “preocupado que cada hospital mantenga stock de EPP, el cual es adquirido tanto por el servicio como por recinto de la salud, porque sabemos que son las herramientas necesarias para que puedan desempeñarse de forma segura, sobre todo en estos tiempos donde ha existido un aumento de los pacientes hospitalizados con Covid -19”. 

“Falta una regulación porque se está reventando al personal, el equipo está 24/7 y ahora está resentido y eso también tensiona la red porque se sigue con la actividad quirúrgica y se deriva mucho  personal para esas actividades y, a la vez, tienen que estar viendo pacientes covid”, cerró Ugarte. 

En esa línea, desde el SSC detallaron que hay cerca de 800 personas como refuerzo para las labores covid-19 y que “para enfrentar la segunda ola se han dispuesto todos los recursos económicos necesarios para enfrentar el aumento de la demanda. Así, junto a los hospitales de la región hemos realizado un llamado a reclutamiento de personal de la salud”. 

 En tanto, en la salud primaria el panorama se repite. Carlos Fuster, presidente de la Asociación de Funcionarios de Salud Municipal (Afusam) La Serena, detalló que la carga laboral es alta, están realizando atenciones, trazabilidad y ahora vacunando a la población de manera masiva. 

“Los funcionarios de la salud primaria están con una sobrecarga tremenda, estamos trabajando en distintas materias y la cantidad de trabajadores es la misma”, acotó. 

De hecho, el miércoles pasado cuando las autoridades sanitarias dieron el vamos a la vacunación en la zona, tuvieron la oportunidad de plantear el escenario. 

“Cuando estuvimos con el intendente y el seremi de Salud les dijimos que necesitamos recursos frescos para la APS porque los grupos que se deben vacunar son números y eso repercute en otras atenciones, matrona, enfermería o kinesiología”, precisó. 

Respecto a la respuesta que habrían dado las autoridades, Fuster dice que el intendente Pablo Herman “se comprometió a hablar y ver con el Minsal” si es posible contar con nuevos recursos. “No tenemos respuestas todavía”. 

“No necesitamos que esto llegue en un mes más, el trabajo está ahora y necesitamos que la APS sea apoyada con recursos humanos y económicos para llevar adelante todo el trabajo, sobre todo el de vacunación”, señaló.  

Casos activos se mantienen sobre los 800

En un nuevo balance diario, las autoridades lamentaron el fallecimiento de una persona a causa del covid-19, llegando a 358 en total, además reportaron 136 casos nuevos. 67 de ellos de la comuna de La Serena, 29 de Coquimbo, 1 de Andacollo, 4 de Vicuña, 6 de Illapel, 1 de Canela, 5 de Los Vilos, 13 de Ovalle, 1 de Monte Patria, 2 de Río Hurtado, 1 de otra región y 6 sin notificación en Epivigila.

Con esto, se alcanza un total de 18.069 casos acumulados, de los cuales 841 se mantienen con contagio activo a nivel regional.

Respecto a la red asistencial, se informó que hay 781 personas hospitalizadas, de las cuales 133 están internadas por Covid-19 y 52 se encuentran con requerimiento de ventilación mecánica: 20 en el Hospital de Coquimbo, 12 en el Hospital de La Serena, 13 en el Hospital de Ovalle y 7 en la Clínica Red Salud Elqui. 

En cuanto a las camas de las Unidades de Pacientes Críticos, existen 15 camas disponibles, de las cuales 8 corresponden a la UCI que son aquellas que cuentan con ventiladores mecánicos, y 7 a la UTI, las que presentan un 91% de ocupación. 

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X