•  El comercio de Coquimbo se encuentra en una situación crítica por lo que se está buscando un plan de salvataje, lo que incluye utilizar todas las herramientas que están hoy a disposición, especialmente las dispuestas por el gobierno.
    El comercio de Coquimbo se encuentra en una situación crítica por lo que se está buscando un plan de salvataje, lo que incluye utilizar todas las herramientas que están hoy a disposición, especialmente las dispuestas por el gobierno.
  • Diversos actores y entidades buscan reflotar el comercio de Coquimbo, encabezados por la seremía de Economía y la Cámara de Comercio.
    Diversos actores y entidades buscan reflotar el comercio de Coquimbo, encabezados por la seremía de Economía y la Cámara de Comercio.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Diversas entidades, junto a la Cámara de Comercio, la seremía de Economía y la Universidad Católica del Norte, entre otros, han realizado una primera reunión para iniciar acciones que permita poder levantar a los comerciantes, quienes dicen que primero se vieron perjudicados con la remodelación de calles que duró mucho tiempo, luego por el estallido social y ahora la pandemia.

Los comerciantes de Coquimbo ya han llegado a su punto límite y la desesperación comienza a atacar a muchos de ellos, quienes ven con desazón cómo muchos ya han optado por bajar las cortinas.  Unos obligados, otros por mandato y otros a la espera de que la situación comience a mejorar, pero ya cerca de un 50% está fuera del negocio.

Señalan que desde el año pasado que se han visto duramente afectados y que les ha sido difícil sobrellevar la situación y les ha tocado ver como ya casi la mitad se encuentra fuera del negocio, ya sea por algún tiempo o definitivamente.

El problema comenzó a presentarse cuando Coquimbo inició una serie de  remodelaciones de las calles céntricas de la ciudad, como Aldunate, Melgarejo y otras, lo que significó el cierre de estas vías y una baja abismante der las ventas.

Esta situación trataron de hacerle frente con ofertas y una serie de alternativas de  ventas, pero el cliente no retornó como se esperaba.

Desde la Cámara de Comercio sostienen que esto es efectivo, pero que en el fondo ellos han sido golpeados, a partir del año pasado, en tres oportunidades de manera brutal.

Indican que primero fue el cierre de las calles, posteriormente la explosión social, donde no solo bajaron las ventas, sino que fueron víctimas de robos, saqueos y la imposibilidad de abrir sus tiendas por muchos días. Y finalmente, se les viene encima la pandemia que está afectando al mundo y al país, lo que finalmente los ha puesto de rodillas.

"Estamos terriblemente afectados y necesitamos salvar lo más que se pueda, en forma ordenada, por eso necesitamos conocer cuáles son los productos que hay y saber la forma de poder postular”.Fernando Guzmán, presidente de la Cámara de Comercio de Coquimbo.

Mesa de reactivación

Por la situación que están pasando los comerciantes, han comenzado a reunirse una serie de entidades que están formando una mesa de reactivación, la que comenzó con un primer encuentro en el que participó el seremi de Economía,  Sercotec, Corfo y la Universidad Católica del Norte.

La idea es  realizar un plan de salvataje, puesto que el comercio del centro de la ciudad ha sido doblemente golpeado en comparación con otras ciudades.

El presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Coquimbo, Fernando Guzmán, reconoce que la situación es crítica e indica que solo con el cierre de las calles, tuvo que cerrar entre un 20 y un 30% de los locales, ya que las obras que se realizaron se extendieron demasiado.

Posteriormente con el estallido social y ahora la pandemia, el cierre de locales estaría llegando a un 50%.

“Viendo esto, las autoridades aceptaron el desafío de hacer una mesa de salvataje del comercio de Coquimbo para empezar a encausar las dudas y dejar muy claro, para que la gente del sector sepa cómo se pueden apoyar o apalancar una serie de  posibles ayudas que existen actualmente y en esto incorporamos a la Escuela de Negocios dela Universidad Católica del Norte, para ayudarnos a tener claro todos los productos que hay hoy en día para salvarnos”.

El dirigente gremial plantea que la idea es que se apoye profesionalmente a los comerciantes y puedan salvar sus negocios, “porque estamos terriblemente afectados y necesitamos salvar lo más que se pueda, en forma ordenada, por eso necesitamos conocer cuáles son los productos que hay y saber la forma de poder postular”.

Situación crítica

Frenando Guzmán señala que el comercio coquimbano ha pasado por situaciones difíciles, pero que nunca habían enfrentado una condición tan grave y crítica como la que están pasando en estos momentos.

Sobre el cierre de los negocios indica que no todos son por las mismas razones y explica que algunos enfrentan un cierre obligatorio, donde se encuentran los restaurantes, pubs, salones de té y ese tipo de comercio. En tanto, que hay otros que no han resistido la situación.

“Hay muchos que están en una fase terminal. Nosotros  calculamos que los que cerraron en forma obligatoria y los que cerraron definitivamente, el cierre no es menor al 50%”.

Referente a los que cerraron obligados por norma, se estima que cuando comience a retornar la normalidad muchos de ellos no volverán a reabrir, porque ya no les va a quedar oxígeno, por eso creen que es muy importante las ayudas que se están proponiendo.

Explica, por ejemplo,  “los que están bancarizados se les ayude de manera urgente, porque estamos ya en la UTI en forma económica”. Para quienes no están bancarizados, Guzmán dice que saben que se  está buscando un formato der emprendedores y sean considerados para poder salvar lo que puedan y poder continuar con su negocio una vez que la crisis pase.

Herramientas del gobierno

Consultado si las herramientas que está poniendo a disposición el gobierno les servirán con este fin, el presidente de la Cámara de Comercio de Coquimbo, señala que hay una diversidad muy grande de herramientas, “por eso es muy importante, porque es alta la gama que hay y posibilidades de tomar, que tenemos que buscar cuál es la que a nosotros nos acomoda”.

Cita como ejemplo “Reactiva”, de Sercotec, que cuando partió el 2019, el comerciante tenía que aportar una cantidad de dinero, ahora sería sin ese aporte, pero aún no comienza a aplicarse, esperan que sea en mayo. “Si nosotros ponemos cero, son herramientas poderosísimas para darle oxígeno a las pequeñas empresas. También el BancoEstado ya comenzó a ver los casos Fogape, que son créditos con una tasa muy baja, que es tasa cero también”.

El optimismo

Los comerciantes dicen estar optimistas, por una parte, frente a este plan de rescate, pero por otro lado están con precaución y cuidado, porque saben que la banca cuando evalúa lo hace con un criterio que es bastante riguroso y exigente y en estos momento si les evalúan las ventas, todos están debilitados.

Creen que si los evalúan a partir del 2018 y hasta septiembre de 2019, todo es distinto, ya que  podrían mostrar un IVA mucho mejor, pero si la evaluación la hacen con la realidad actual, la mayoría va a mostrar un IVA deprimido, por lo tanto, no serían aptos para créditos.

Plantean que esto último los preocupa mucho, pero quieren estar optimistas frente a las herramientas que se están poniendo a disposición.

Parte de la economía

Los socios de la Cámara de Comercio de Coquimbo dicen estar conscientes de que nos son los únicos comerciantes de la zona que están en problemas, pero que sí a los que les ha tocado más duro y recuerdan que ellos también son parte de la economía de la región, por lo tanto, parte también de la reactivación económica que tiene que venir.

Ha sido demasiado

Los inversionistas del centro de Coquimbo, que no tienen grandes negocios, señalan que  es demasiado lo que les ha tocado vivir a partir del 2019 y que no ven cómo recuperarse si no reciben un salvavidas.

Que si bien están dispuestos a hacer la lucha, ya no están en condiciones de darla solos, puesto que muchos se han gastado hasta sus ahorros, han debido despedir personal, trabajar menos horas que lo normal y una serie de medidas que han sido infructuosas hasta ahora.

Situación desmejorada

El concejal de Coquimbo, Guido Hernández, quien participó de esta reunión donde se busca rescatar el comercio local, reconoció que de un tiempo a esta parte, el comercio del centro de la ciudad está en una situación muy desmejorada y dijo estar consciente que a estas alturas ya casi el 50% ha bajado sus cortinas por distintas razones, pero principalmente afectados por la crisis social y el Covid-19.

“Por eso están pidiendo un esfuerzo adicional y establecer una mesa permanente articulando distintos organismos, por eso  se ha hecho esta primera reunión”, señaló.

En esa línea mencionó que había que tener una mirada a corto y mediano plazo de cómo poder elaborar un plan para levantar el movimiento económico del centro de la ciudad.

“Esta fue una reunión positiva y yo estoy convencido de que al centro de Coquimbo hay que darle un impulso después de todo lo mal que lo ha pasado, ha estado muy complicado y hay que darle todas las herramientas de reactivación”, dijo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital