• La escasez de lluvias que arrastra la provincia ha obligado a muchos crianceros y agricultores a restringir sus inversiones y gastos, lo que ha tenido negativos efectos en el comercio de la ciudad de Ovalle.
Crédito fotografía: 
El Ovallino
La escasez hídrica que atraviesa desde hace más de 20 años nuestra provincia, muestra una de sus peores caras con el cierre de locales comerciales en Ovalle, la imposibilidad de los agricultores de sostener sus negocios y sus consecuencias en el dinamismo económico local.

De acuerdo a cifras de la Cámara de Comercio y Turismo en Ovalle, hay comerciantes que han sufrido bajas de hasta 60% en sus ventas, explicadas por los efectos de la sequía en la actividad agrícola, lo que se suma a los efectos que causa el comercio informal.

Washington Altamirano, presidente de la Cámara y Turismo de Comercio de Ovalle, expresa que “muchos agricultores están quebrando, están vendiendo sus campos, han perdido sus fundos y no por haber hecho malos negocios, sino que por la falta de agua. Tiendas inmensas se han cerrado y lo que está ocurriendo es que la gente ha preferido bajar sus cortinas, arreglar el local y arrendarlo”, explica Altamirano.

La problemática rural

Las dificultades se acentúan en las zonas rurales. Muchos habitantes de las localidades apartadas han migrado a las ciudades de La Serena o Coquimbo y vendido sus predios, mientras que las generaciones más jóvenes, que salieron de sus localidades a estudiar para ayudar a los negocios familiares, se han visto obligadas a trabajar en otras actividades.

“Cada vez más, la gente está buscando la ciudad, pero las ciudades también están con miles de problemas.  Los agricultores, los cabreros, cuando están bien, nos compran. Sin embargo, ahora ya nadie compra. El agricultor de la zona rural ya está comprando lo justo, no hace inversión, sino que están sobreviviendo o esperando que les compren o rematen sus predios”, explica Altamirano.

Mayor participación

En julio pasado, Altamirano expresó en nuestro diario la urgencia de regular el comercio ambulante en el centro de la comuna, ocasión en la que aseguró que “hay montón de gente que está ad portas de cerrar porque no les cuadra, no les da porque en la calle venden de todo”.

Para el líder del gremio comercial ovallino, es urgente que se desarrollen instancias de diálogo formal entre los comerciantes y las autoridades y reconoce el trabajo en conjunto con la Gobernación Provincial de Limarí.

Washington Altamirano valora el aporte informativo de El Ovallino respecto de las necesidades de la provincia y levantar los grandes temas de la zona: “el diario El Ovallino siempre ha visto y dado a conocer todos los problemas que ocurren en nuestra provincia y eso es bueno.  Los felicito en este nuevo aniversario”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X