Crédito fotografía: 
El Día
El día lunes la Asociación de Funcionarios del Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género denunció una serie de irregularidades en contra del servicio, específicamente de su Dirección Regional a cargo de María Soledad Rojas. En entrevista exclusiva con El Día, Rojas se defendió indicando que hasta el día de hoy no se le notifica sobre las supuestas denuncias de acoso laboral en su contra. Además asegura que confía en que Contraloría resolverá la situación.

- En el documento presentado a Contraloría por Anfusem se le acusa de ausencia en el ejercicio de sus funciones, indicando que desde el día 26 de noviembre al 15 de enero usted se habría reunido solo cuatro veces con el equipo de trabajo. ¿Cómo responde a esa acusación?

"Desde que asumí como Directora Regional de SernamEG Coquimbo, por un concurso de Alta Dirección Pública, en enero de 2019, he ejercido mis funciones de manera responsable, jamás he abandonado mis labores, por el contrario he trabajado incansablemente por este Servicio. Siempre he tenido la disponibilidad para reunirme con los funcionarios y funcionarias, mi política ha sido de puertas abiertas.

Las acusaciones que se hacen a mi gestión son falsas, faltan a la verdad y no se reconoce que en parte de ese período de tiempo las funcionarias y funcionarios estuvieron en distintos procesos de movilización, mientras que un número menor continuamos trabajando para no faltar a nuestra misión institucional".

- Asimismo indican una falta de liderazgo, afirmando que hay un nulo ejercicio de la facultad de dirección y organización que le corresponde a usted como directora y que los mismos funcionarios debieron asumir esa labor.

"Insisto, si hubiese una falta de liderazgo de mi parte, hoy la Dirección Regional de SernamEG Coquimbo no estaría cumpliendo con la ejecución de sus programas. A los 13 días de haber asumido este cargo, nuestra región vivió un fuerte sismo, que dejo inhabitable el inmueble que ocupaba la Dirección Regional. Edificio que desde el 16 de septiembre de 2015 presentaba innumerables fallas  producto del  terremoto que ese año vivió la región.

En ese minuto mi decisión fue buscar a la brevedad otro espacio,  no dejamos de trabajar ni un solo día, entendiendo el rol que tiene nuestra institución en el resguardo de las mujeres que viven violencia. A las dos semanas de ocurrido este hecho estábamos 100% operativos en un espacio cedido por la Seremi de Educación, un edificio independiente que contaba con todo lo necesario para cumplir nuestras funciones.  Lamentablemente, el 26 de noviembre la Seremi  de Educación  sufrió serios daños producto de un incendio en medio de las manifestaciones. Nuestras dependencias se vieron afectadas parcialmente afectadas al no poder contar con luz, internet y teléfono. Por seguridad para los funcionarios y funcionarias, tomé la decisión que parte de ellos realizaran teletrabajo desde sus casas y otros pudieran hacerlo en otras dependencias de Gobierno.

Esto es sólo un ejemplo de como he ejercido mi rol de Directora. Hoy estamos en una nueva dependencia, con prácticamente todo lo necesario para que SernamEG cumpla su trabajo. Pero insisto, es muy fácil decir que uno no hace la pega, pero prefiero que mis acciones muestren que si hago mi labor".

- ¿Cómo podría definir usted el ambiente laboral dentro del servicio? Considerando que definieron su gestión como una jefatura autocrática y sin comunicación con sus funcionarios.

"Debo indicar que desde que asumí este cargo, el 7 de enero de 2019, he aplicado una política de buenas prácticas laborales y de puertas abiertas. Siempre he tenido toda la disponibilidad para hablar con cada uno de ellos y ellas. Por eso me llama la atención este cambio que se produjo con el nombramiento de Patricio Rojas como dirigente de Anfusem.  Él en su nuevo rol, nunca me solicitó una reunión para hablar de lo que ocurría. Por el contrario, fui yo la que le solicité tres reuniones a razón de querer comunicar las mejoras que estaba implementando en términos laborales para los funcionarios y funcionarias, las que se concretaron. Pese a existir estas instancias, él nunca me dijo nada lo que estaba pasando y menos que iba a presentar esta situación a la Contraloría General de la República. En su rol de dirigente jamás pidió una reunión para aclarar lo que supuestamente estaban viviendo los funcionarios y funcionarias, en él nunca existió la disposición al diálogo.

Patricio Rojas ha dicho que el 15 de enero de este año realizó una presentación formal en la Contraloría General de la República,  donde existirían denuncias por acoso laboral. Han pasado casi dos meses y aún nadie me ha notificado sobre esto.

Creo en la institucionalidad y en la rigurosidad de la Contraloría para resolver sobre esta situación. Tengo la tranquilidad que todo se aclarará".

- ¿Considera que estas acusaciones pueden deberse a que el equipo de trabajo no logró adecuarse a su forma de trabajo?

"Esto va más allá de una forma de trabajo, esto apunta a la voluntad de cada uno de nosotros de hacer nuestra labor de la mejor forma posible, con todo el sentido de urgencia que tiene este Servicio para acompañar, proteger y apoyar a las mujeres que viven violencia. Ese fue mi llamado desde el primer día, que como equipo pudiésemos trabajar de manera cohesionada y solidaria, con un objetivo común.

Insisto,  aquí lo que importa es que estemos todos disponibles para ponernos a disposición de cada una de las mujeres que necesitan nuestra ayuda para romper el círculo de la violencia, para lograr la autonomía económica, para emprender, para aprender a valorarse y quererse".

- Sobre las denuncias que existen en su contra por hostigamiento y maltrato laboral, que suman siete a la fecha, ¿cómo responde?

"Tal como le indique anteriormente, no he recibido formalmente ninguna notificación sobre estas denuncias por hostigamiento y maltrato laboral. Como funcionaria pública creo en la institucionalidad y sé que Contraloría General de la República con toda su rigurosidad resolverá esta situación. En este momento creo que hay que dejar que la institucionalidad opere. Ya habrá tiempo para hablar, una vez que Contraloría dé su dictamen".

- Finalmente, ¿cuál es el mea culpa que realiza usted frente a su gestión durante este año que ha ejercido como directora de SernamEG?

"Si tuviera que hacer un mea culpa, diría que frente al tema de la contingencia social que ha vivido nuestro país, quizás no tuve la suficiente empatía para poder entender lo que cada uno de ellos y ellas estaba sintiendo".

- ¿Ha evaluado dejar su cargo a disposición tras esta acusación?

"Yo tomé la decisión de postular a un concurso de Alta Dirección Pública e hice un compromiso con la institución de trabajar por las mujeres de la región de Coquimbo".

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X