Crédito fotografía: 
Cedida
De cara a la convocatoria de protestas en marzo, la institución llevará a cabo asesorías en materia de derechos humanos, realizando fiscalizaciones respecto de posibles vulneraciones dentro de las diversas unidades policiales e impulsará procesos de formación y educación a los funcionarios policiales.

El año pasado Carabineros de la Cuarta Zona implementó una nueva Sección de Derechos Humanos y Protección de la Familia, cuya misión es entregar asesoría en dicha temática al Jefe de Zona y ser el organismo coordinador de los procesos de capacitación a los uniformados.

El teniente jurídico, Juan Carlos Oliveros,  es el encargado de esta unidad en la Región de Coquimbo. En conversación con El Día, asegura que los Derechos Humanos son uno de los ejes centrales de la labor policial. En este sentido, explica que el objetivo de la sección es sensibilizar a los funcionarios, que entiendan que al ejercer las facultades de la Ley, deben hacerlo bajo esta óptica.

- ¿Cómo es la capacitación de los funcionarios respecto a los Derechos Humanos?

“Nuestro objetivo es que los funcionarios internalicen esta mirada más práctica de los DD.HH. y no tanto teórica. Todos los carabineros en sus distintas escuelas matrices reciben este tipo de formación. Lo que nosotros hacemos es volver a sensibilizarlos y recordarles  cuáles son estos  derechos fundamentales y sus características. Entendiendo que nuestras facultades pueden afectar o vulnerar algún derecho , pero todo esto debe realizarse dentro del marco de la Ley. En este sentido, los funcionarios deben conocer sus atribuciones y ejercerlas con criterio”.

-¿Esta nueva sección surgió luego de las diversas críticas a la institución en esta materia?

“Más allá de todas las criticas , es una política pública y que se viene trabajando a nivel institucional desde el Alto Mando hacia abajo. No es nuevo en la institución, tenemos hace tiempo  una Dirección de Derechos Humanos y Protección de la Familia, lo que si ahora a través de estas secciones regionales serán trabajadas más directamente con el funcionario”.

-Como usted señala, Carabineros es la institución llamada a proteger estos derechos, pero en el último tiempo se ha cuestionado a algunos funcionarios que no los han respetado...

“Cada procedimiento policial es analizado y por supuesto vamos sacando lecciones y determinando las partes positivas y negativas. Siendo críticos para poder enmendar ciertos procedimientos. En cada una de nuestras capacitaciones analizamos los procedimientos y eso nos permite que el funcionario se fortalezca y tenga una mirada crítica de su propio hacer y partiendo de su propia experiencia”.

-¿Los carabineros que no cumplan estas normas serán sancionados?

“Como institución tenemos todo un aparataje administrativo y por supuesto que cualquier funcionario de Carabineros que esté en esta situación debe dar las cuentas respectivas a las autoridades que correspondan, tanto internas como judiciales”.

-¿Esta preocupación por los derechos debe ser la base para una refundación de la institución?

“Los Derechos Humanos deben ser anteriores al derecho penal. Lo ideal es que no lleguemos a situaciones en que el derecho penal se deba aplicar. En cuanto a los Derechos Humanos, la óptica que estamos promoviendo en nuestra institución es la prevención y que el funcionario este sensibilizado para que cuando vaya a realizar una acción, nunca pierda de vista que es una persona la que está siendo objeto de tal o cual procedimiento o facultad”.

-Los cuestionamientos apuntan a que no saben enfrentar determinadas situaciones y terminan reaccionando de mala manera...

“Debemos partir de la base que somos personas y por supuesto nos debemos a la comunidad y queremos ser los carabineros que la comunidad necesita. Este trabajo lo debemos ir mejorando en el día a día, estamos abocados junto al General de zona en ello. No es un trabajo que se hace de la noche a la mañana, pero se deben poner todos los medios para lograrlo”.

-¿Cómo trabajan de la mano con el resto de las instituciones de Derechos Humanos?

“Internamente hemos recorrido el 80% de los destacamentos de la zona y hemos efectuado enlaces bastante sólidos, transparentes y muy fluidos con el Instituto de Derechos Humanos. De hecho, el INDH nos ha felicitado y hemos recibido sus invitaciones a reunirnos , teniendo un diálogo muy honesto y directo”.

-¿Cómo se están preparando ante un posible retorno de las manifestaciones?

“Más allá de lo que se venga a futuro, lo que tenemos es una mirada con ilusión, seguir trabajando para que nuestros carabineros se capaciten y mejoremos nuestros procedimientos, que estos partan de la base de la óptica de la persona y sus derechos, independiente de lo que se venga hacia adelante”.

-¿Esta sección también aborda los derechos de aquellos funcionarios que son vulnerados por altos mandos?

“Por supuesto, los Derechos Humanos pertenecen a todos, antes de ser carabineros somos personas. Cada funcionario tiene todas las posibilidades de desarrollarse intelectual y profesionalmente, además de contar con las vías administrativas y judiciales como corresponda para ejercer alguna acción”.

-¿ Si un ciudadano se sintiera pasado a llevar en sus derechos por algún funcionario de la institución, qué pasos debe seguir?

“Esos canales están abiertos para cualquier persona. Nosotros estamos con las puertas abiertas y en el caso que una persona se vea vulnerada en sus derechos , están las vías . Estamos obligados a recoger todo tipo de denuncia sin distinción , en ese sentido no discriminamos a nadie, independiente del contenido de la denuncia”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X