Crédito fotografía: 
Aton
La indagatoria estableció que entre el 15 de enero de 2015 y el 14 de enero de 2016, el BCI cobró intereses superiores a la Tasa Máxima Convencional (TMC) el día del vencimiento mensual del estado de cuenta de la tarjeta de crédito y no desde el día siguiente como establece la ley del ramo.

El pasado 4 de julio, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) confirmó una multa de 24 millones de pesos en contra del banco BCI, por haber cobrado intereses con anticipación a lo que establece la normativa, aplicando tasas superiores a las legales en 47.527 operaciones a sus clientes que poseen tarjetas de crédito.

De esta manera, confirmó la sanción dictada el 29 de mayo de 2019 por la ex Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) -antecesora de la CMF-, luego de una larga investigación administrativa que pasó por varios fiscales internos.

La indagatoria estableció que entre el 15 de enero de 2015 y el 14 de enero de 2016, el BCI cobró intereses superiores a la Tasa Máxima Convencional (TMC) el día del vencimiento mensual del estado de cuenta de la tarjeta de crédito y no desde el día siguiente como establece la ley del ramo.

“(…) la declaración del Banco de Crédito e Inversiones en cuanto a que una tarjeta de crédito impaga en el día de vencimiento, devenga intereses a contar de esa fecha de vencimiento, y no del día siguiente constituye un evidente error de derecho”, se lee en la determinación de la ex SBIF.

Sin números

El empresa financiera, propiedad del clan Yarur, argumentó en su defensa que todo se debió a un error de la autoridad, ya que el reporte solicitado por el regulador exigía agregar un día más en el archivo informático.

Según el BCI “no hubo cobro alguno en exceso” e insistió en su tesis, arguyendo que la ex SBIF actuaba fuera de sus facultades sin aplicar un debido proceso.

“No podemos comenzar el procedimiento sancionatorio como condenados, como infractores, por una presunción que carece de todo sustento legal”, reprochó el banco.

Sin embargo, el entonces superintendente de Bancos, Mario Farren, estimó que más allá de lo señalado por el BCI en sus descargos, “se tiene por acreditada la infracción”. En el dictamen rubricado por Farren, además, se aplicó una multa de 24 millones de pesos. El documento está fechado el 29 de mayo, -casi como un guiño- a dos días que la SBIF dejara de existir, después de 93 años de funcionamiento y fuera reemplazada por la CMF.

La resolución fue notificada formalmente a la casa financiera el 7 de junio y el 13 del mismo mes ingresó el monto en la cuenta de la Tesorería General de la República.

Al respecto surgen preguntas. ¿Cuánto dinero obtuvo el BCI por la aplicación de intereses ilegales? ¿Le informó de la sanción a sus clientes? ¿Devolverá lo que cobró demás? ¿Dimensionó el regulador el alcance de la situación? ¿Por qué en el dictamen que establece los hechos ni siquiera hay una mención a la cantidad de dinero que cobró demás el BCI, ni las tasas que aplicó? ¿Debió denunciar la situación al Ministerio Público?

Insistiendo

Podría pensarse que, al pagar la sanción, el BCI evitaría continuar la pelea jurídica con la autoridad, pero no fue así. El 14 de junio recurrió -por medio de una reposición- ante la Comisión para el Mercado Financiero. En el escrito volvió a insistir en que la ex SBIF había interpretado erróneamente la ley: lo intereses se cobran el día del vencimiento y no a contar del siguiente, esgrimió.

No obstante, el 4 julio pasado los miembros de la CMF se reunieron para analizar la presentación. El BCI no tuvo suerte, porque el ente regulador por cinco votos a cero, confirmó la multa por la suma señalada. La decisión contó con las preferencias del presidente Joaquín Cortés y los comisionados Christian Larraín, Kevin Cowan, Mauricio Larraín y Rosario Celedón.

“(…) no cabe sino concluir que los fundamentos del recurso no se condicen con la normativa aplicable a la especie ni a los parámetros establecidos por la Entidad Fiscalizadora (…) por lo que los intereses son únicamente exigibles (…) después de la medianoche en que termine el último día (del mes)”, concluye la decisión.

Atendido que la decisión puede ser recurrida judicialmente, el BCI volvió a la carga y el 19 de julio pasado ingresó una presentación ante la Corte de Apelaciones de Santiago insistiendo en su versión de los hechos, con miras a revocar la sanción. La acción legal, en todo caso, aún no es admitida a tramitación.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X