Estamos a días del inicio de las Fiestas Patrias. Este año será una celebración muy distinta debido a la pandemia de Covid-19. Las autoridades han insistido en que más que nunca debemos cuidarnos para evitar el temido rebrote en los contagios.

Por ello, desde este espacio semanal, reforzamos el llamado para que las familias se cuiden y respeten las medidas sanitarias planteadas por las autoridades. Para superar esta pandemia debemos ser responsables y entender que las acciones personales nos pueden afectar a todos.

Esta semana que finaliza tuvimos muy buenas noticias en el parlamento. Se aprobó la Ley Nº 21.198, también conocida con Ley Cenabast (Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicio de Salud).

Un porcentaje importante de los gastos mensuales de las familias chilenas son destinados a la compra de medicamentos. Los precios de estos en muchos casos son exageradamente costosos y para adquirirlos se deben hacer grandes esfuerzos y sacrificar la calidad de vida de las familias.

No hay nada más angustiante para una familia cuando requieren comprar un medicamento y no cuentan con los recursos. Hemos visto innumerables campañas solidarias para reunir recursos para dicho fin.

Esta ley entrega la facultad a la Central de Abastecimiento de intermediar la compra de medicamentos para farmacias independientes, lo que se traduce en que estos establecimientos comprarán a los laboratorios medicamentos a un precio menor. De esta manera, estas farmacias podrán venderlos a la población a un precio mucho más económico, gracias a la fijación de un precio máximo de venta que establecerá la Central.

Esta es una excelente noticia para todos pues va a significar una baja considerable en el precio de los medicamentos. Para hacer efectivo esto, las farmacias independientes, de barrio, las más pequeñas, deberán inscribirse en Cenabast y podrán comprar los medicamentos directamente, y no a través de otras empresas intermediarias. Esta ley es voluntaria por lo que cada dueño de farmacia decide si quiere abastecer su establecimiento con medicamentos Cenabast.

 De esta manera ellos tendrán un precio máximo al cual podrán vender esos medicamentos a la población. Esta ley considera además una fiscalización a esas farmacias de manera que ese beneficio sea traspasado de manera efectiva a toda la ciudadanía.                                   

Si bien se trata de un beneficio pensado para todos los chilenos, sabemos que la población chilena está envejeciendo lo que lleva consigo una serie de enfermedades producto del paso de los años. Es por ello que nuestros adultos mayores se verán especialmente beneficiados con esta ley.

Esperamos que sean muchas las farmacias regionales que puedan inscribirse para comenzar a entregar cuanto antes este beneficio a todos los chilenos.

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital