Crédito fotografía: 
Cedida
Hace 13 años decidió viajar hasta el país europeo, donde profesionalizó su carrera como cantante de ópera, gracias a su familia y a personas que fueron claves. Actualmente, producto de la crisis sanitaria que mantiene los teatros cerrados, está de vista en La Serena, donde conversó con diario El Día sobre su trayectoria, el apoyo de sus cercanos y la deuda que tiene Chile con los artistas nacionales.

Por: Paula Garviso 

Oriundo del sector de Las Compañías. Álvaro Zambrano estudió en la Escuela de Música Jorge Peña Hen, continuó sus estudios en la Universidad Católica en Santiago, pero no fue fácil. Por motivos económicos no pudo seguir adelante. 

Una pieza fundamental fue su profesora Ahlke Scheffelt, quien lo ayudó a postular a una de las escuelas más importantes de Europa, Freie Universitat Berlin. Luego de un proceso de postulación complejo logró aprobar, por lo que emprendió rumbo a Alemania.

Tras su paso como cantante fijo y solista en la Deutsche Oper de Berlín, y luego de realizar una carrera como independiente en diferentes Teatros Europeos, actualmente pertenece al Oper Leipzing, en Alemania.  En paralelo es miembro de una banda latina, que la integran chileno y un colombiano.

Primeros estudios en piano

Su relación con la música comenzó desde pequeño. “Estudié piano en la Escuela Experimental y me especialicé con un profesora cubana, Alejandra Reyna. A los 17 sufrí un accidente, donde me quebré mi brazo y decidí incursionar en el canto. Siempre canté pero nunca pensé que tenía una voz lírica para cantar ópera”, relata. Es en esa incursión que participó en el Coro de Cámara de la Universidad de La Serena.

Deuda con el arte

Zambrano admite que la experiencia que ha tenido en Alemania ha sido buena, y la considera como su segunda casa, “me he podido enriquecer de toda la cultura Europea y apreciar, mucho más lo que tenemos en Chile y sobre todo en la región”.

Pero esta trayectoria también le ha permitido reafirmar que “en Chile tenemos una deuda con el arte. La ópera es como la última que se va a tomar en cuenta de aquí a un buen tiempo más, ojalá que no. Desde el punto de vista del estudio, fue imposible pagarlo. Acá nunca pudiese haber tenido la oportunidad”.

Días en la región y apoyo familiar

Llegó hace más de un mes a la región, debido a que los teatros en Alemania están cerrados producto de la crisis sanitaria por covid-19. El objetivo principal de la visita era poder reencontrarse con su familia. “Para ellos fue difícil (el irse a Alemania), pero saben que es el precio a pagar cuando tú quieres hacer algo que realmente es la pasión de tu vida. Desde ese punto de vista lo han aceptado con mucho respeto, humildad y cariño. Tengo que sacarme el sombrero ante mis padres porque me han apoyado independiente de la situación”, recalca el tenor.

 

Artistas en pandemia

Haciendo una comparación la ayuda que Alemania les ha dado a los artistas en este periodo, el tenor precisa que “los han apoyado desde un punto de vista financiero. Aquí en Chile; por lo que me han contado; es como si no existiesen. En estos momentos de pandemia lo que menos quieren es pensar es en el arte, pero diría que es parte de la cultura e identidad de cada país. Alemania  tiene más tradición y recursos, es difícil sin recursos apoyar a los artistas”.

Además precisó, “es importante pensar en la gente joven que ahora está desmotivada con el tema de la pandemia. El arte sigue, y con más pasión que antes, hay apoyarlo para que no muera. Está en las manos de nosotros seguir motivando a la gente”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X