• La Región de Coquimbo busca seguir siendo un destino atractivo para los turistas que se animen a venir en los próximos meses.
Crédito fotografía: 
LAUTARO CARMONA
Preocupados por la implementación de protocolos sanitarios y de otras medidas de higiene en sus destinos, traslados cortos y ojalá en medios que cuenten con espacios suficientes para el distanciamiento social, y preferencia por espacios abiertos y ligados a la naturaleza, aunque con menos días de permanencia, serán las características que marcarán a los nuevos viajeros que se espera comiencen a llegar una vez que pase lo peor de la pandemia.

Pese a que la amenaza del coronavirus sigue latente en el país, el deseo de viajar a otros lugares se mantiene presente en mucha gente quienes, anhelan con mucha ansia, que lo peor de la pandemia pase de una vez, y aprovechar así, salir de sus hogares, aunque sea por poco tiempo.

Sin embargo, es de público conocimiento que las cosas han cambiado producto de la pandemia, y el turismo –y los potenciales turistas por tanto –también se va a ver obligado a adaptarse a la coyuntura sanitaria.

En ese sentido, se espera la llegada de un nuevo tipo de turista; un turista que busca más que precios, seguridad e higiene, con el fin de tener una estadía en el destino lo más tranquila y protegida posible. 

Además, se espera que la gente mayoritariamente, opte por destinos cercanos y fáciles de llegar, en donde los atractivos nacionales serán los grandes protagonistas.

Desde la cámara regional de Turismo, su presidenta, Laura Cerda, así lo indica.

“El turista que va a un establecimiento, en su mayoría buscará esparcimiento y seguridad, se fijará en los procedimientos del establecimientos para sentirse protegido y confiado, y centrará  su atención en los protocolos sanitarios pues la cultura del autocuidado poco a poco ha ido incorporándose en la conducta de la comunidad”, afirma.

También se proyecta que este nuevo tipo de turista preferirá establecimientos formales porque le darán más confianza en cuanto a higiene.

Menor estadía y menos familias

La dirigente del gremio turístico local enfatizó además, otro cambio importante.  

Y es que además de preferir los destinos nacionales y regionales, los eventuales visitantes optarán por hacer reservas que serán más bien, de corta estadía, aunque no por ello aclara, dejará de lado la opción de revisar las ofertas y paquetes más convenientes.

En ese sentido, el presidente regional de Asertur AG, Asociación de Servicios Turísticos - Región de Coquimbo, Cristian Clavero, que reúne a los principales touroperadores locales explica que sin duda, “el interés de la gente hoy está por contratar operadores que estén cumpliendo con los protocolos sanitarios implementados por la autoridad”.

Al respecto dice, casi la totalidad de las consultas hoy se están haciendo vía internet, y son protagonizadas por grupos de adultos jóvenes, en detrimento de los tradicionales grupos familiares, hoy más bien ausentes. “Yo creo que esto debe ser un indicador que muestra la preocupación de estos últimos sectores por la pandemia y la posibilidad de contagio”, señala Clavero.

En ese sentido destacó que se ha venido trabajando -en conjunto con Sernatur- con aquellas empresas que han ido adoptando los protocolos sanitarios que ha establecido la autoridad. “El objetivo es brindar un mejor servicio y consolidarnos como un destino seguro para visitar”, indicó.

Algo que confirma la presidenta de la cámara regional de Turismo, quien asegura que “la compra de paquetes turísticos seguirá la misma premisa de asegurarse los protocolos de salud asociados a la visita del atractivo”.

“Eso sí”, retrucó Clavero, “todo está aún veremos, dependiendo de cómo se vaya a desarrollar la temporada estival y por supuesto, si podría registrarse algún rebrote. Por eso seguimos monitoreando el tema”, explica.

Más informados y menos destinos

La directora regional de Sernatur, Angelica Funes, destacó a su turno, que los cambios generados por la pandemia y sobre todo producto de la necesidad de sentirse seguros y protegidos de eventuales focos de contagio de coronavirus, han generado que el nuevo perfil del turista post pandemia, evolucione hacia un visitante que sin duda, va  a manejar una gran información sobre al destino al cual lleguen.

“Sin lugar a dudas, va a ser un viajero más atento a todas las medidas preventivas que puedan encontrar dentro de un servicio de alojamiento o gastronómico, y por supuesto, a través de los mismos viajes organizados a través de los touroperadores”, explica.

Así, se espera que los nuevos viajeros prefieran recorrer el país antes que ir al extranjero, apuntando principalmente a aquellos lugares a donde se pueda acceder vía terrestre, pero además, evitando las largas distancias –sobre todo para aquellos que viajan en transporte público – y así no exponerse demasiado a un eventual contagio por coronavirus.

Marcelo Olivares, economista y académico del Instituto de Políticas Públicas de la Universidad Católica del Norte, sostuvo al respecto que las personas buscarán ante todo “espacio, mayor apertura en sus actividades y con ello sin duda un mayor interés por destinos en torno a atributos naturales. Además de buscar posibilidades que no impliquen viajes largos en espacios comunes”.

Sobre ello, recordó que en la Región de Coquimbo, a nivel general, existen dos tipos de turismo, aquel de sol y playas asociado a la costa y las ciudades y balnearios de la región, de alta interacción social. Y otro más bien de intereses especiales que se dispersa con mayor amplitud por el territorio, en torno a experiencias en grupos reducidos. “No obstante ambos están haciendo esfuerzos importantes, y en este segundo grupo existe una oportunidad ante una mayor demanda”, destacó.

En esa misma línea, la directora regional de Sernatur destacó que si bien, es posible que se mantenga un turismo más bien “tradicional”- el de “sol y playa”, por ejemplo – va aparecer un público “que antes no prefería sectores al aire libre y de naturaleza, pero que hoy día si lo va a preferir, como por ejemplo, los parques nacionales”, comenta.

Eso sí, advierte que aún es temprano para sacar conclusiones sobre aquellos cambios más profundos que pueden venir en el rubro producto de la pandemia. Y un buen ejemplo de ello dice, es lo que está pasando en lugares del Hemisferio Norte.

“Las tendencias de viaje no se ven inmediatamente. En este contexto también nos podemos dar cuenta de lo que ha estado pasando fuera de nuestros límites. En Europa por ejemplo, la gente está yendo igualmente a los lugares que más les atrae, como por ejemplo, el polo costero. Así, la gente ha vuelto a esos espacios que siempre les gustó porque se mantiene un turismo tradicional”, indicó.

La región como destino

Sin embargo, ¿qué se está haciendo actualmente para atraer a ese nuevo turista a la Región de Coquimbo? Y quizás lo más importante, ¿está preparada la región para recibir a este tipo de visitantes?

Las respuestas a estas dos preguntas tienen dos dimensiones: la primera, desde el punto de vista del presente económico de la industria. Es así como a juicio del académico Marcelo Olivares, el rubro regional “ha sido muy golpeado y la reinvensión requiere de inversiones importantes que no todos y todas tienen la posibilidad de asumir”.

Por eso, para el profesional todo dependerá de la evolución de la pandemia. “Va a ser muy difícil, porque en la medida en que desaparecen negocios y con ello relaciones laborales, se pierden en definitiva experiencias y productos turísticos. Será un desafío no solo reactivar sino que poder revivir actividades que están hoy en mayor riesgo de desaparecer de la oferta regional”.

Ahora bien, desde la dimensión de lo que es la promoción turística, la directora regional e Senatur, Angélica Funes, destaca que desde hace meses se viene trabajando en conjunto con los empresarios del sector. Al respecto, Funes asegura que Coquimbo, “fue la primera región de Chile que tuvo un trabajo mancomunado con los privados para poder hacer una bajada lo más rápido que se pudiera de los protocolos sanitarios”.

Como dato, Sernatur, el gobierno regional y la Corporación de Desarrollo Productivo, capacitaron a través de Inacap, -con profesionales del área de salud y de prevención de riesgos- a unas 450 empresas regionales, entre alojamientos y gastronómicos, para lo cual obtuvieron una constancia de la casa de estudios. Además a través de Centro de Negocios empresarial de Sercotec, se capacitó a otras 50 empresas a través de Inacap.

Además, unas 100 empresas de la región ya han adherido al Certificado de Compromiso de Adhesión a los protocolos sanitarios, como medida de preparación para una futura reactivación de la actividad turística.

“Como Sernatur nacional, no se van a realizar acciones en el mercado extranjero, pues el foco va a ser el mercado nacional. Por eso, como servicio regional hemos estado, durante todo estos meses, con presencia activa en redes sociales y con una difusión en el aeropuerto de Santiago a través de un ‘videowall’ con imágenes de la región. Nuestra idea es poder mantener la imagen-destino para así luego salir rápidamente a captar clientes, en un contexto que sin duda, va a estar marcado por las condiciones sanitarias donde ellos también por supuesto, van a preferir aquellos lugares que van a tener estos protocolos sanitarios”, explicó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital