Crédito fotografía: 
Cedida
Junto con demostrar las características únicas de la nuez que se cosecha en la Región de Coquimbo, INIA está impulsando la producción de aceite en base a este seco fruto y harina.

Como la mejor nuez del mundo han catalogado los productores locales de este fruto seco, el cosechado en la Región de Coquimbo.

“El hecho de ser nueces procesadas a mano le da un valor agregado importante al producto, y por eso también decimos que efectivamente, las del Choapa son las mejores nueces del mundo. Los mercados internacionales valoran de sobremanera el procesado manual. Están dispuestos a pagar más por esa característica”, dice Leonardo Pasten, gerente general de Nueces del Choapa.

Efectivamente, en el año 2003 la Fundación para la Innovación Agraria, FIA, hizo un estudio de la nuez  de la zona central, donde caracterizó químicamente el fruto de las principales zonas productoras. El análisis arrojó que la del Valle del Choapa tenía mayores contenidos de polifenoles y ácido graso mono y poli insaturado.

 

El proyecto de INIA

Sobre ese dato, se ha generado en la industria, la inquietud de hacer un análisis más acabado de la nuez que se produce a lo largo del Choapa, donde INIA ha tomado la bandera de la investigación.

Según explica Giovanni Lobos, Ingeniero Agrónomo y especialista en frutales de nuez del Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA Intihuasi, desde 2017 están evaluando la nuez Serr que se produce de cordillera a mar y en todos los valles de la región de Coquimbo, para compararla con la fruta de la región de Valparaíso, Santiago y de O´Higgins. “Llevamos casi dos temporadas con evaluaciones de fruta y queremos extenderlos hasta mayo de 2020 para tener 3 temporadas de análisis”, explica Lobos.

El proyecto, financiado por el Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC, del Gobierno Regional, busca caracterizar la nuez de la región de Coquimbo para la obtención de subproductos y potenciarla como marca para una indicación geográfica. “La meta de la investigación es realzar todos los parámetros buenos que tiene el fruto y generar una identificación geográfica. Con los datos que hemos obtenido de otros proyectos más las tres temporadas que estamos analizando, podremos ingresar al Ministerio de Economía e INAPI la solicitud para generar una identificación geográfica de la nuez del Valle del Choapa y del Limarí”, confirmaron desde INIA.

Dentro de este proyecto participan las Cooperativas Agronuez, Nocedales del Choapa, Limarí Nuts y Sociedad Agrícola Nueces del Choapa, quienes son los beneficiarios directos de los resultados obtenidos, y los indirectos son los productos de nogales de la región. También está el apoyo de Minera Los Pelambres quién realiza el aporte pecuniario de la iniciativa.

 

Las ventajas de la Indicación Geográfica

La Indicación Geográfica es un derecho de propiedad industrial que entrega el Instituto Nacional de Propiedad Industrial, INAPI, y constituye un verdadero signo distintivo que aporta en el valor agregado que se le da al producto. Actualmente, la protección que implica el reconocimiento de una indicación geográfica puede alcanzar cualquier tipo de producto, no sólo agrícola, siempre que cumpla con los requisitos previstos en la Ley de Propiedad Industrial, en su reglamento u otras normas especiales.

 

Producción de aceite y harina de nuez

Además de buscar lograr la indicación geográfica, la investigación de INIA confirmó que, como en cualquier producción frutícola, siempre hay fruta no calificada para la exportación,  y que este saldo en las nueces puede ser utilizado para crear subproductos de sumo valor. “La nuez como fruto contiene entre un 40% a 48% de ácido graso, entonces la extracción del aceite es más fácil y es uno de los productos que queremos potenciar”, precisan desde INIA.

Asimismo, comparan la producción de aceite de oliva, donde se requieren entre 7 a 8 kilos de aceitunas,  versus la obtención de un litro de aceite de nuez,  donde se requieren 2,2  kilos de nueces peladas. “Es otro formato en que la gente puede consumir los beneficios de la nuez y que se pueden obtener mayores ingresos que estar vendiendo la fruta de bajo calibre”, dice Lobos.

En estos momentos INIA está haciendo talleres con el fin de enseñar a preparar el aceite en Illapel, Salamanca y Los Vilos, para continuar en Combarbalá y Río Hurtado.

Asimismo, confirman que del aceite de nuez se obtienen otros subproductos que es la harina de nuez, que tiene altos contenidos de carbohidratos y proteína y bajos contenidos de ácidos grasos, por lo que se puede utilizar para galletas, snacks, también para las bebidas lácteas para quienes tienen problema de intolerancia a la lactosa.

En tanto, la cáscara del fruto seco también salta a la vista como una opción de subproducto. Solo en la Provincia del Choapa se procesa más de un millón de kilos de nueces y de eso genera 500 toneladas de cáscara. “Si tiene contenidos nutricionales que puedan acoplarse con otros elementos, se podría generar alimentación para el ganado caprino. Vamos a formular también un tipo de palmetas para adorno, estamos tratando de buscar todos los usos que se pueda dará la nuez, a los subproductos e inclusive  al desecho que es la cáscara”, concluyeron desde INIA.

La variedad que busca identificarse

Hay que recordar que en Chile se produce principalmente la variedad de nuez Chandler, que es la especie más plantada a nivel mundial y la más demandada por sus características de fácil partido, a nivel mundial la nuez se parte principalmente a través de maquinaria. Esta variedad ofrece esas ventajas para el partido mecánico y aparte es una nuez muy clara, por lo que el mercado mundial demanda esa fruta. Pero en la Región de Coquimbo, por condiciones climáticas, no todos los valles presentan condiciones para producir esa variedad, por lo que principalmente la variedad que existe en la zona es la variedad Serr. “Y con el objetivo de potenciar la variedad Serr que tienen los productores, estamos haciendo una caracterización químico organoléptica a la nuez. Los mercados se han dado cuenta que la nuez que se produce en la región es mejor que la que se produce en la zona central y en otras zonas productoras de Chile”, reconoce Lobos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X