• La calle Balmaceda, por su céntrica ubicación y por la concentración de cafés y restaurantes, es la ideal para proyectar un boulevard en La Serena.
  • El escaso espacio para desplegar sus mesas con la distancia social exigida por los protocolos sanitarios emanadas por la autoridad, es el principal motivo que tienen los locatarios de La Serena y Coquimbo para pedir la implementación de un boulevard.
Crédito fotografía: 
LAUTARO CARMONA
Desde la capital regional señalaron que si bien, existe la disposición por llevar a cabo esta medida - tanto en el sector céntrico como en Avenida del Mar – aún resta por solucionar algunos puntos pendientes como la seguridad y un protocolo sanitario para la ocasión. En la ciudad-puerto en tanto, el alcalde Pereira espera reunirse pronto con los dueños de restaurantes para facilitar el funcionamiento de los negocios.

Este lunes comenzó a operar la Fase 3 del Plan Paso a Paso en La Serena, Coquimbo y Ovalle, el cual permite que los cafés y restaurantes puedan atender público, pero con un limitado número de mesas y sólo al aire libre.

Esta posibilidad, si bien permite terminar con más de seis meses de inactividad para los locales gastronómicos de la zona y con ello, recuperar al menos, una parte de sus ingresos, tuvo efectos diferentes dependiendo de la zona de la ciudad, -sobre todo, respecto a la conurbación- y si el local contaba con espacio suficiente para una terraza o no.

Lamentablemente, este último condicionante es el que más debate ha generado en el sector, pues es sabido que las calles del casco histórico de La Serena y Coquimbo, no disponen de suficiente espacio para atender al aire libre. Y ello, sumado a las exigencias de distanciamiento que impone la Fase 3 entre mesa y mesa (2 metros), genera que incluso, la apertura pueda transformarse en un gasto más que en una ganancia, para las alicaídas arcas de los locales.

De ahí, que haya surgido con fuerza entre los empresarios gastronómicos, la idea de organizar un boulevard al aire libre, permitiendo mejorar sus condiciones de atención a público.

Cristian Rodríguez, gerente del restaurant Don Humberto, ubicado en calle O’Higgins, explica que su local cuenta con una pequeña terraza al interior del inmueble “donde no caben más allá de 5 mesas de acuerdo a las condiciones exigidas”, por lo que espera que “abrir un boulevard nos permita sacar las mesas a la calle. Una iniciativa como esa es bienvenida y estamos haciendo las fuerzas para poder reinventarnos con eso”.

Más clientes y más empleos

Para los locatarios, de realizarse una medida como esa, el efecto más destacado de contar con más espacios para establecer un mayor número de mesas, se traduciría en un significativo aumento de clientes para los locales, lo que a su vez, conllevaría la creación de nuevos puestos de trabajo.

“Soy partidario que se haga (el boulevard) porque hay locales que tienen terrazas muy pequeñas, entonces eso beneficiaría a todos. Uno, porque así podemos dar más empleo, y dos, porque la gente igual puede venir a distraerse un poco por la situación que se está dando. En ese sentido, veo súper bien esa iniciativa, ojala lo puedan hacer luego”, señala Aliro Álvarez, dueño y administrador del Café Colonial, ubicado en calle Balmaceda, una de las vías urbanas que se perfila como el “eje” de un eventual boulevard.

A sólo metros de ahí, en calle Prat, Luciano, administrador de la Fuente Liverpool, señaló que actualmente, tienen dispuestas siete mesas (de las 15 originales) para atender a sus clientes. Por eso, considera que abrir un espacio al aire libre “sería bastante buena. Yo diría que acá (un boulevard) en calle Prat y en Balmaceda en el caso de los cafés, reactivaría bastante las ventas y traería a la gente, obviamente evitando aglomeraciones y con todas las medidas de higiene pertinentes”.

En ese sentido opina, sacar el tráfico vehicular por el eje Balmaceda-Prat, al menos durante unas horas al día, no sería una mala idea. “Quizás durante algún horario, de hecho no tiene que ser todo el día, a lo mejor entre las 11 y las 16 horas sería un horario muy bueno, y así, tendríamos mucho más espacio para colocar muchas mesas”, señala.

Cristian Rodríguez en tanto, dueño del local Don Humberto, advierte que siete meses de cierre han significado un desastre, “no sólo para nosotros como empresa, sino también para el personal, los cuales, muchos perdieron sus empleos. Y si esto no cambia y no tenemos un poco más de incentivos para poder ampliar nuestro espacio con mayor cantidad de personas, no va a ser posible que sigamos atendiendo”.

Reglas claras

En ese sentido, una de las voces más críticas con el proceso de reapertura la encontramos quizás en Claudia Carreño, administradora del Café Energía, local ubicado en calle Balmaceda.

Al igual que sus pares, también se muestra a favor de establecer lo más pronto posible, un boulevard para atender con mayores facilidades a los clientes, más cuando el espacio de que dispone para distribuir sus mesas, es de los más limitados del sector.

No obstante, lamenta las pocas facilidades que, a su juicio, ha dado la municipalidad de La Serena para poder abordar este tema. Peor aún señala, “no hay reglas claras” al respecto.

“Yo antes tenía 8 mesas afuera. Ahora con el distanciamiento me quedan 4, que voy a tener que reducir a 3, porque me dijeron que me extendiera un poco hacia los lados para respetar la distancia de 2 metros entre mesa y mesa. Lo hice pero desde la municipalidad me hicieron achicarme de nuevo, pues las mesas tenían que estar a un metro y medio entre cada una. Y ahora el seremi de Salud me indica que tengo que extenderme de nuevo porque las mesas tienen que estar a dos metros. La verdad, nada está claro. Incluso, ahora tengo que eliminar las jardineras”.

En ese sentido, compara la situación local con la que pasa en Santiago. “Allí les dijeron a los comercios que ocuparan todo el espacio que pudiesen ocupar. Pero aquí, debí achicar el espacio porque tampoco podía tapar parte de la fachada del Banco de Chile. Sin embargo, tengo que aguantar frente a mi local, la fila que se forma en la entrada del banco todo el día. Es verdad que estamos trabajando nuevamente, pero no tenemos aún las reglas claras. La verdad, es que la reapertura ha sido terrible”, lamenta.

La Serena: Boulevard sí, pero para después

Sobre la situación en la capital regional, Paola Santander, directora del Departamento Municipal de Desarrollo Económico, reiteró la disponibilidad del municipio para abordar esta problemática y poder disponer de un espacio más amplio para restaurantes y cafés.

Sin embargo, ante la idea de un boulevard, Santander explica que esta iniciativa –que se llevaría a cabo tanto en el casco histórico de La Serena como en la Avenida del Mar, y por el cual, no se cobraría el impuesto por uso de bien nacional público - se materializaría recién en la Fase 4 o 5.

“Nuestro alcalde en todas sus entrevistas ha dejado clara su preocupación por velar por la salud y bienestar de nuestra comunidad. Y la reactivación económica va de la mano con todas las medidas que dicta la autoridad sanitaria y el autocuidado, evitando la aglomeración de personas y el contagio”, explica.

En ese sentido, la funcionaria municipal señaló que la idea es sostener una reunión la próxima semana con los locatarios del centro para darles una “completa orientación” sobre este supuesto, así como con el Servicio de Salud, “porque no hay un protocolo para los boulevares. Estamos a la espera del comportamiento de la Fase 3 de aquí a noviembre para poder tomar una decisión, esperando pasar a la Fase 4 o 5 -que ojalá sea de aquí a diciembre- y poder concretar y reactivar este sector”.

A eso se agrega señala, la situación de inseguridad generada por la conmemoración del estallido social de octubre de 2019 que ha generado la reactivación de manifestaciones y actos de vandalismo, lo que podría frustrar la puesta en marcha de un boulevard.

Por ello, la funcionaria municipal espera sostener próximamente una reunión con Carabineros, pues con esta situación “corremos el riesgo de que algunas personas puedan meterse a los boulevares y hacer desmanes”.

Coquimbo a la espera

Consultado por esta situación, el alcalde de la ciudad-puerto, Marcelo Pereira destacó las capacitaciones y talleres que la Corporación Municipal de Turismo ha realizado sobre los protocolos sanitarios a implementar en restaurantes en la Fase 3.

No obstante, el edil reconoció que hoy los restaurantes y cafés del centro de Coquimbo deben enfrentar el problema del escaso espacio del que disponen para atender al público al aire libre y de manera segura tal como se exige en esta etapa.

En ese sentido, Pereira aseguró que “voy a dar todas las facilidades para que los locales gastronómicos, puedan ocupar el Bien Nacional de Uso Público, si así lo requirieran, para ampliar las zonas de atención hacia el exterior, de tal manera que puedan empezar a crear su boulevard, ascender en lo económico y cumplir con las medias sanitarias”.

Sin embargo, a diferencia de lo ocurre en La Serena, en la ciudad-puerto no existe una fecha establecida –o una etapa como tal – para establecer una medida semejante a la de la capital regional.

Antes, explica el alcalde, “nos vamos a reunir con los locatarios que están en esta situación para acordar con ellos los días y horarios en que puedan funcionar y prestaremos el apoyo a través de nuestra Dirección de Seguridad Pública y en Coordinación con Carabineros, para que la reapertura de sus locales sea segura y no sufran daño en los negocios que tanto les ha costado levantar tras 7 meses de pandemia”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día