Crédito fotografía: 
Cedida
La empresa IDE Technologies tiene más de 25 años de experiencia en el país y desarrolló la planta más grande que opera en el mundo.

Ayer el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, confirmó que el país enfrenta una sequía que se viene extendiendo hace diez años. En el caso de la Región de Coquimbo, el decreto de escasez hídrica data del año 2014 y con la actual situación, muchos crianceros han debido cruzar la cordillera o llevar su ganado hasta zonas meridionales del país para que subsistan.

En ese contexto, la posibilidad de desalar agua se ha instalado como una alternativa para obtener el recurso y varias autoridades comunales han solicitado que se analice esta opción. 

IDE Technologies es una empresa israelí con más de 50 años de experiencia y líder en el tratamiento de agua.

“Las más de 25 años de experiencia en Chile en desalinización, es mucho lo que podemos aportar en esas zonas para desarrollar proyectos que provean de nuevas fuentes de agua a la población, industria y agricultura”, explica Cristián Wedeles, gerente comercial para Chile de IDE Technologies.

La firma tiene más de 400 proyectos ejecutados en elmundo, “entre los cuales se cuentan las plantas desalinizadoras más grandes que existen”, dice.

Wedeles explica que los sistemas de Osmosis Inversa de agua de mar desarrollados son altamente eficientes, “los que ofrecen cada vez costos de operación más competitivos con otras fuentes de agua”. 

Consumo humano

Hoy, el desarrollo de la tecnología permite “producir agua para prácticamente cualquier uso, siendo los más comunes el agua potable e industrial, pero sin descartar el potencial para la agricultura” explica el gerente comercial para Chile.

En el caso de agua para consumo humano, Wedeles indica que el recurso que se produce a partir del agua de mar por medio de esta tecnología “cumple con todos los requerimientos de calidad del agua potable”. 

“En el mundo hoy son millones de personas las que consumen diariamente agua potable producida de esta manera, y como ejemplo en Chile, más del 70% de la población de Antofagasta. Esta tecnología proporciona no sólo un suministro de calidad, sino también la seguridad y sustentabilidad de un suministro no sujeto a variaciones en las precipitaciones u otras condiciones climáticas”, indica.

Respecto al límite de personas que se puede abastecer mediante estas plantas, Wedeles explica que“La tecnología no impone mayores límites al respecto, sino que implementados correctamente se beneficia de sus rendimientos de escala. La planta desalinizadora más grande del mundo al día de hoy es Sorek en Israel (desarrollada por IDE Technologies), la cual produce 624.000 m3 al día de agua potable con lo cual puede abastecer a más de 3 millones y medio de personas”.

En Israel, dadas las condiciones geográficas y climáticas, “la desalinización lleva mucho más tiempo siendo exitosamente la principal forma de suministrar agua potable e industrial”.

“Este es un fenómeno más reciente en Chile, lo que nos permite aprovechar toda esta experiencia y evolución de la tecnología en satisfacer nuestras crecientes necesidades de manera más rápida, competitiva y sostenible”, indica.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital