• Si el lugar del viaje es relativamente plano o de cortas distancias, la bicicleta es la mejor opción, recomiendan los especialistas en transporte.
Crédito fotografía: 
Cedida
En un contexto en que la congestión vehicular es una imagen frecuente en nuestras ciudades, el uso racional de los diversos medios de transporte es uno de los grandes desafíos para la movilidad en Chile y el mundo.

Sebastián Tolvett, especialista en movilidad y director de la Escuela de Mecánica de la Universidad Técnica Metropolitana (UTEM) explica que la movilidad es un concepto que implica mover personas (no vehículos), por lo que si se utiliza un vehículo este debe ser utilizado ojalá cerca de su capacidad máxima.

Ello implica que el automóvil particular es el medio de transporte más eficiente -si consideramos la eficiencia como “tiempo”- si se trata de recorridos en distancias largas, en tanto que si el lugar del viaje es relativamente plano o de cortas distancias, la bicicleta es la mejor opción.

En distancias medias en lugares congestionados, la opción ideal a considerar es el transporte público (buses), siempre cuando tenga alguna prioridad (como las vías exclusivas) o bien el metro, mientras que si existe tiempo disponible, el vehículo particular es la mejor opción, explica Tolvett. 

Eficiencia energética 

En cuanto a los vehículos particulares, los de menores cilindradas son más eficientes y si se considera el combustible, los vehículos con motor diesel son más eficientes que la gasolina debido a su relación de compresión. Sin embargo, el experto hace la salvedad que “sabemos que los vehículos diesel tienen más emisiones en contaminantes como el Material Particulado (MP) y los Óxidos de Nitrógeno (NOx)”.

Es por ello que, a juicio de Tolvett, la motorización más eficiente es sin duda la eléctrica y si la electricidad es producida por fuentes renovables es lo más eficiente desde el punto de vista energético. Sin embargo, el costo es una de las situaciones a considerar.

Uso racional del automóvil

A nuestro país han llegado aplicaciones que buscan fomentar el uso compartido del automóvil y organismos que han intentado difundir esta práctica. Sin embargo, Sebastián Tolvett explica que “la verdad es que las medidas de auto compartido o no ocupar el vehículo no han sido muy exitosas en ninguna ciudad”. 

Un ejemplo es Los Angeles, California, donde se implementó el “Carpool” (línea prioritaria para vehículos con más de 1 ocupante en autopistas), sin embargo la mayoría de las personas siguen usando su vehículo particular unipersonal, lo que reafirma el mensaje de la importancia de, en lo posible, utilizar el automóvil a su máxima capacidad de pasajeros.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X