Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Era un partido clave para comenzar a salir definitivamente de la zona roja del descenso, sin embargo, el cuadro cementero recuperó su memoria como sublíder mostrando su capacidad goleadora y solidez defensiva.

Fue el cuadro de Unión La Calera el que puso freno a la marcha invicta que sostenía la campaña de CD La Serena en la segunda rueda, logrando un valioso e inobjetable triunfo por 0-3 en La Portada, en el marco de la trigé- sima fecha de la temporada regular.

Una victoria conseguida por méritos propios, ayudado también por un rival que cometió errores defensivos y que se mostró impreciso en el área contraria.

El equipo de Vojvoda, se plantó en La Portada con su característica agresividad.

Se posicionó en suelo de los granates apurando la salida, lo que hizo que el partido se mostrara vertiginoso desde el comienzo.

Antes de los 120 segundos, tanto López como Arias habían intervenido para evitar la apertura del marcador, presagio de que se venía un juego interesante, de mucha intensidad y voluntad ofensiva.

A los 12’ se quebró la paridad cuando Castellani se internó entre los centrales para conectar de cabeza un centro desde la derecha de Valencia, tanto que hizo despertar a los pupilos de Miguel Ponce.

Respondió el cuadro papayero, trabajando por las bandas, en especial por la derecha con el adelantamiento de Magnasco y la movilidad de Hormazábal, quien pudo igualar con un remate que se fue desviado. Luego fue Tonso el que exigió a Arias que salvó su pórtico enviando un remate del trasandino que dio en el vertical.

En contrapartida, sufría López con dos ocasiones de Thomas Rodríguez, en un partido que respondía a las expectativas y donde, claramente el forastero estaba decidido a dejar atrás sus últimas presentaciones.

Esa primera media hora ha sido lo mejor que se ha visto en La Portada en mucho tiempo. El dinamismo y los deseos de igualar que mostraban los granates, chocaron con una ordenada zaga visitante, bien liderada por Santiago García.

En el segundo lapso no variaba el guión. Los técnicos no tocaron sus equipos, sin embargo el cuadro cementero definió la lucha con el segundo tanto por intermedio de Rodríguez, al aprovechar un pelotazo largo del que los centrales y defensores locales se desentendieron.

Los dos goles marcaron una diferencia inalcanzable que no se movió ni siquiera cuando el cuadro visitante perdió a Cordero por una fuerte entrada a Magnasco. Vilches, aprovechando los espacios y la impaciencia serenense, liquidó la lucha con un 0-3 que no sólo terminó con el invicto de los hombres de Ponce, sino que enciende las alarmas, ya que siguen comprometidos con el descenso.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X