• La fotografía reseña lo que se vivió en la tarde de ayer en el Estadio La Portada, en un duelo donde La Serena y la U no se regalaron nada.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Aunque esta vez no pudo sumar de a tres ante una muy cautelosa Universidad de Chile, el equipo de Miguel Ponce agrega un empate en su lucha por seguir alejándose de la zona roja de la clasificación. Este lunes enfrentará a la Universidad de Concepción en calidad de visitante.

La marcha arrolladora que CD La Serena había mostrado en las primeras seis fechas del calendario de la segunda rueda, logrando igual número de triunfos, tuvo un freno en la tarde de ayer en el Estadio La Portada, al conseguir un empate en blanco con Universidad de Chile, encuentro válido por la fecha 24 del calendario nacional en la Primera División. Sin embargo, un punto relevante que le ayuda en su lucha por seguir escapando de la zona roja de la clasificación, manteniéndose invicto en la segunda parte de la competencia en la zona de Honor.

No fue el partido que esperaban los aficionados de ambos elencos, ya que mostró un excesivo celo y control de las acciones, con escasas oportunidades de convertir y refriega constante que ayudaba a restarle intensidad al juego.

La iniciativa

Desde los primeros minutos fue La Serena la que intentó sorprender a los capitalinos con la movilidad de sus hombres de ofensiva. Como ha venido ocurriendo, Suazo fue el encargado de generarse los espacios y crear, quizás el único remate hacia el arco De Paul, cuando recién se jugaba el segundo minutos del compromiso. Monárdez quien ingresó por Jaime Valdés, buscó al 26 de los papayeros, quien antes de que González llegara a la marca, despachó un remate bajo que exigió al portero azul.

28 son los puntos que suma CD La Serena en la tabla, ubicándose en la posición 13°.

Sin embargo, los amagues de los granates se fueron diluyendo. La U cedió la iniciativa como la tenencia, buscando salir rápido cuando lograran tener el balón, lo que pocas veces ocurrió, aunque, de haber estado más fino su goleador Larrivey, podría haber inaugurado el marcador en los primeros minutos.

Fue precisamente el atacante trasandino quien construyó las mejores oportunidades para los azules, primero con un cabezazo que desvió desde inmejorable posición en un lanzamiento de esquina, conectando de mala manera sin marca de Agüero, y,  a los 23’, cuando recibió de Montillo y sobre la salida del portero López, quiso sorprenderlo con un remate bajo que el portero consumo enviando al lanzamiento de esquina.

Fueron oportunidades mezquinas, aunque claras. El cuadro laico cerraba el camino a  la propuesta serenense en tres cuartos de cancha para explotar con diferencia numérica sus contras, las que no encontraron respuesta ya que en los duelos entre laterales y externos, Magnasco fue más que Aránguiz y el zurdo Vicente Durán, se encargó  de anular a Reinaldo Lenis y luego al uruguayo Cristian Barros.

En la labor defensiva se sumó a ambos laterales, Ferrario y Agüero, por lo que La Serena no volvió a tener nuevos apremios defensivos.

Sin embargo, en la otra faceta, el cuadro local, no logró tener el mismo protagonismo. En tal sentido, Barrientos y Paredes, se perdieron en la marca de Barrios y Del Pino, por lo que el partido presentaba esos retos sin que lograran sacarse diferencias.

Un par de remates de distancia de Sebastián Leyton, fueron las escasas aproximaciones de los hombres de Miguel Ponce hacia el pórtico de Fernando de Paul, quien tuvo una jornada relativamente cómoda en La Portada, en un claro reflejo de lo mucho que le costó la profundización a los hombres locales, que si bien mantenían el balón en su poder no lo arriesgaron.

La paridad

Se esperaba más de sus  hombres de la zona media, aunque los problemas a la rodilla que tuvo en las últimas horas Poblete, aunque igual jugó, le restó la intensidad que suele ofrecer. Monárdez con Leyton, en tanto, no zafaron de la marca que en esa zona establece el equipo de Rafael Dudamel, bien guiado por la fuerza de Espinoza y Cornejo.

El respeto era mutuo en el césped de La Portada, aunque eso hizo que el partido no lograra encender los ánimos. La caída del primer capítulo se fue en silencio y con la esperanza que tras el regreso, se viera algo diferente.

Y el guión tampoco cambió mucho. Ambos equipos siguieron mostrando sus resguardos. Cualquier error podría costarles caro, de ahí la aplicación de la marca de Osvaldo González sobre el Chupete Suazo, que seguía muy movedizo, mientras que los centrales papayeros  hicieron lo mismo con Larrivey, quien ya no encontró las oportunidades que se le dieron en la primera parte del compromiso.

Sin mucho que ofertas en el césped de La Portada, a ambos elencos comenzó  a agradarles la idea de sumar siquiera un punto. En estas instancias del torneo, cualquier error puede resultar un gran tropiezo y La Serena que viene aferrándose a los buenos resultados y a la madurez de su juego, sigue dando pasos que alientan el sueño de salvar la categoría.

Una buena combinación entre Paredes, Suazo y Magnasco, que el lateral no logró controlar o darle dirección a su remate, fue lo mejor que pudo hilvanar la ofensiva serenense, mientras que Leyton salvó el partido y a López, al meter la cabeza en un remate de Casanova cuando ya se jugaban los descuentos luego de un lanzamiento de esquina, que fue uno de los puntos débiles de los granates en la jornada.

El reconocimiento de Ponce

El técnico Miguel Ponce estaba agradecido de la respuesta de sus jugadores que hace cuatro días venían de ganar el clásico y ahora ante la U, sumaron un nuevo punto, “la verdad es que los partidos se juegan como se dan, los peligros nuestros fueron provocados por errores nuestros y en términos generales no quisimos arriesgar, que era lo que esperaba la U. Creo que jugamos inteligentemente este partido, mostrando el equipo gran madurez en su afán de buscar el partido y generar los espacios, aunque esta vez no se dio”.

Para el zurdo y uno de los jugadores más regulares en la zaga de Ponce, Vicente Durán, siempre es importante sumar, “claramente queríamos ganar el partido, pero no es malo sumar un punto en esta marcha nuestra por escapar a la zona de peligro. Lo más importante es que ya llevamos tres o cuatro partido entregando el arco invicto y eso habla que se está haciendo un buen trabajo”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X