Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Los granates dependían de si mismos, y aunque cayeron por 0-2, la agónica igualdad de O’Higgins ante Colo Colo los dejó en la serie A.

Todo era complicado en el estadio La Portada, porque Deportes La Serena caía ante Audax Italiano y no lograba por sus propios medios evitar la posibilidad de un partido definitorio para quedarse en Primera División A.

En el primer tiempo, los granates se acercaron con más ímpetu hasta el arco del portero itálico Joaquín Muñoz, principalmente a través de Felipe Barrientos y Humberto Suazo, pero carecieron de la efectividad necesaria.

En el segundo lapso, los audinos mostraron la contundencia para así anotar y alejarse del riesgo del descenso. A los 49’, se le anuló un tanto a Holgado, y a los 55’, Ariel Martínez colocó la ventaja para los verdes.

Era el 1-0, y para Deportes La Serena, como se estaban dando los resultados de otros partidos, le significaba tener que jugar el duelo por la permanencia ante Universidad de Concepción. Sólo necesitaban la igualdad y esa opción se esfumaba.

Los minutos pasaban, y el partido llegaba a su fin. No habían esperanzas, y además, a los 93’, Jesús Ramírez puso el 2-0 que parecía lapidario y de paso, también salvaba a los verdes.

Pero cuando se empezaban a hacer las maletas para viajar a Talca a medirse ante el campanil, un tiro penal en favor de O’ Higgins se transformó en el 1-1 ante Colo Colo, que condenó a los albos.

Sonó el pitazo en La Portada, y todo era resignación, pero al enterarse de lo ocurrido en Rancagua, comenzó el júbilo, la alegría y las lágrimas de emoción en los dirigidos de Miguel Ponce, y no era para menos. Lograban zafar de un partido donde debían jugarse la vida y aseguraban su permanencia en la Primera A, en un año que fue sufrido, pero con un final feliz. Esas lágrimas de pena se convirtieron en llantos emotivos, porque el objetivo se había logrado.

Al respecto, el técnico de Deportes La Serena, Miguel Ponce, no pudo menos que agradecer el sacrificio de sus jugadores. “Este era un partido muy complicado, y estuvimos muy cerca de jugar una verdadera final. Pero tampoco debemos olvidarnos que estuvimos por mucho tiempo con opciones remotas de salvarnos del descenso. Fue todo muy difícil y sufrimos hasta el último momento. Al fin podemos respirar y seguimos en Primera A”, remató el deté.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X