Crédito fotografía: 
Efe
El histórico tricolor no pudo frente al arco cementero, que resistió los envites e incluso tuvo una clara ocasión al final del encuentro para anotar y vivir con calma los últimos minutos.

La Unión La Calera aguantó el empuje de Fluminense en el partido de vuelta de la primera fase de la Copa Sudamericana y consiguió este martes, apretando los dientes, el boleto para estar en los bombos de la segunda fase.

Un empate sin goles fue el resultado del exigente trabajo defensivo que mostró el conjunto chileno ante su público para mantener al equipo en el torneo una eliminatoria más, gracias al empate 1-1 obtenido en la ida en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

El histórico tricolor no pudo frente al arco cementero, que resistió los envites e incluso tuvo una clara ocasión al final del encuentro para anotar y vivir con calma los últimos minutos.

El dominio del balón fue desde el inicio para el Fluminense y también las intenciones, debido a la necesidad de anotar para ganar o al menos igualar la serie con la llegaban a la cita en Chile.

Sin embargo, La Calera no le perdió la cara al encuentro y no desistió en buscar el gol para la tranquilidad al partido, pero la suerte les fue esquiva y tuvo que sufrir la clasificación incluso por momentos con los once jugadores defendiendo dentro del área.

En consecuencia, ha sido una serie provechosa para el conjunto chileno en el que destacan el centrocampista argentino Gonzalo Castellani y el portero Alexis Arias, frente a un rival que no pudo voltear el resultado pese a tener a Nené, Evanilson y Caio Paulista como sus cartas de gol.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital