Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
La determinación de la ANFP de no aceptar la decisión de la justicia que permitiría que Naval de Talcahuano pueda jugar en la Segunda División Profesional incidió en que, previa consulta a los capitanes de los equipos, la programación del fútbol se suspendiera. De esta forma, el calendario de CD La Serena sufrirá alteraciones

Una semana noticiosa es la que ha tenido Deportes La Serena, a raíz de noticias de carácter deportivo y lo que está fuera del campo de juego.

En primera instancia, la victoria por 2-0 sobre Rangers de Talca, en partido disputado en el estadio Diaguita de Ovalle, donde el entrenador, Luis Marcoleta, dio luces de conformidad por el buen juego ofensivo ofrecido durante la primera parte de la temporada, mas no el funcionamiento ofensivo, que será materia de análisis durante el receso por Copa América.

Posteriormente, vino la situación relativa a la acusación por parte de exdirectores de la institución granate por compromisos pendientes por más de $300 millones. Dos de ellos presentaron las denuncias en los tribunales de la ciudad, exigiendo, de paso, un pronunciamiento de la Unidad de Control Financiero de la ANFP.  Sin embargo, durante el día de ayer se entregó una respuesta por parte de la institución (ver nota secundaria). Sin embargo, también se conoció de una noticia que alteró ahora lo deportivo. 

Deportes La Serena estaba trabajando en forma normal para enfrentar este domingo a Unión San Felipe desde las 15:30 horas en el estadio Lucio Fariña Fernández de Quillota.

Solamente lamentaba la ausencia de Facundo Gómez, por suspensión, pero el buen ambiente alcanzado tras la victoria ante los “piducanos” era un buen aliciente para continuar con la buena racha.

Sin embargo, eso no será posible, porque durante la tarde de ayer se conoció una noticia emanada desde el Sindicato de Futbolistas Profesionales (SIFUP), que determinó que clubes de Primera A, Primera B y Segunda División Profesional hayan determinado, consultados los respectivos capitanes de los equipos, no jugar sus próximos compromisos.

El conflicto

El Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup) anunció la suspensión de todos los partidos del fútbol profesional, asegurando que la ANFP no cumplió con lo acordado respecto a la participación del club Naval en la Segunda División. 

La medida de la entidad presidida por Gamadiel García llega debido a la negativa de la ANFP de recibir los contratos y la garantía de Naval para ingresar a Segunda División.

Es que Naval se ampara en una resolución del viernes 26 de abril, emitida por el 4º Juzgado Civil de San Miguel que ordena a la ANFP la reincorporación del club a la mencionada categoría. Tras ello el Sifup apoyó a la institución.

Sin embargo, la respuesta desde la ANFP no fue la esperada debido a que se le exige al club entregar un vale vista o boleta de garantía equivalente a los tres meses de planilla debido a que ya se han disputado ocho fechas del torneo. Eso, además de la aprobación por parte del Consejo de Presidentes con 4/5 de los votos.

Esta situación, sin duda, enfureció a la organización sindical del fútbol nacional. Ante el problema que atraviesan los futbolistas del cuadro navalino, el Sifup se comunicó con los capitanes de los elencos del fútbol profesional y llamó a esta paralización. 

De esta forma,  no se jugarán los encuentros programados para la Primera B y la Segunda División, además de los duelos pendientes de la Primera División. A ello también se suman los encuentros de Copa Chile programados para los días 5 y 6 de junio.

Posición de la ANFP

Cabe destacar que el miércoles, el gerente general de la ANFP, Claudio Tessa, le había manifestado al timonel del Sifup, Gamadiel García que no accedería a ingresar los contratos de los jugadores del equipo de Talcahuano. En Quilín se basaban en la presunta predisposición de la entidad sureña a no cumplir la normativa vigente, que involucra cumplir una serie de requisitos como la licencia de clubes y el pago de una garantía a través de un depósito o un vale vista, basados en que el retorno al profesionalismo se produciría por la vía judicial.

El único partido que alcanzó a jugarse es el que sostuvieron al cierre de esta edición San Marcos de Arica y Deportes Iquique, por la Copa Chile, considerando que los Dragones Celestes ya están en la ciudad vecina.

Por su parte, los navalinos no escondieron su molestia.  “La terquedad de la ANFP y el desacato ante la ley lograron parar el fútbol profesional chileno”, sostiene el club a través de su cuenta en Twitter, en la que citan el posteo del Sifup. 

En tanto, desde la ANFP informaron que las programaciones se mantendrán “inalterables” y que el club Naval no está afiliado al ente desde 2017.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X